Castelli confirmó la construcción de dos aulas en la Escuela N°1

La licitación de la obra se publicará en los próximos días y será por más de 4 millones de pesos. En esta primera parte de la entrevista, el intendente se refirió a los préstamos enviados por la provincia; la readecuación de sueldos municipales y la renovación de la emergencia sanitaria municipal hasta fin de año, entre otros temas.

-¿Cómo se dieron las gestiones para pintar escuelas del Distrito?

Fue por medio del Concejo Escolar y la idea es pintar todas las escuelas en distintas etapas. Ahora estamos en condiciones de anunciar que, a través de Infraestructura de la Provincia, saldrá la licitación privada para la construcción de dos aulas en la Escuela N°1 “Domingo Faustino Sarmiento” de Puan. Era un pedido que nos estaban realizando desde el año pasado y la Provincia tomó como prioridad esta obra.

A través del Municipio, se firmó un convenio y ahora se realizará la licitación por más de 4 millones de pesos para la construcción de dos aulas.

-Los municipios deberán devolver los fondos que envió la Provincia para la contención fiscal. Desde “Juntos por el Cambio” se pidió ampliar los plazos, o directamente no reintegrarlos. ¿Qué nos puede ampliar al respecto?

-El bloque de “Juntos por el Cambio” en la Legislatura Bonaerense logró que la devolución de ese préstamo sea en 18 cuotas, comenzando a partir de enero del 2021.

También se lograron dos ATP (Aportes del Tesoro Nacional) por 1.500 millones de pesos cada uno, a ser distribuidos mediante el C.U.D (Código Único de Distribución) y por Ingresos. Uno de los desembolsos sería en los próximos días y el otro en septiembre. Al Municipio de Puan le corresponderían poco más de 12 millones de pesos y estarán destinados a atender todo el tema de Covid – 19 y sobre todo, para equiparar la caída de la recaudación provincial y municipal.

Hoy, la bancada de “Juntos por el Cambio” está gestionando ante el Gobierno Provincial la posibilidad de destrabar el Fondo de Infraestructura, además de acercarle el detalle de las deudas que IOMA mantiene con los municipios, además de certificaciones, entre otros conceptos que necesitan ser regularizados.

La semana pasada salieron 5.000 millones de pesos desde el Gobierno Nacional para la Provincia de Buenos Aires, destinados a obras de Infraestructura que se distribuirán ebtre los municipios a través de un índice mixto de ingresos y del C.U.D. Todavía no tenemos la reglamentación ni para qué tipo de obras irán esos fondos, porque la iniciativa recién pasó por la Cámara de Diputados. Luego deberá ser tratado en el Senado y después pasará a la Provincia.

-A nivel provincial, a pesar de la situación del Conurbano por la pandemia, ¿Se habla de una vuelta a la normalidad? Hay algún indicio, por más pequeño que sea, sobre el futuro de eventos populares como la Fiesta de la Primavera o la Fiesta de la Cebada?

– A nivel provincial no se habla, sí por ahí nosotros en la región, entre los intendentes más cercanos. Acá estamos en un 90 por ciento de la normalidad,  pero nos vemos atados a las decisiones de la Provincia, Nación y Capital Federal. Son días complejos porque la cantidad de infectados aumenta y las muertes también. La curva no se amesetó, como se pretendía en estos 15 días. Habrá que esperar el anuncio de las autoridades nacionales y provinciales este fin de semana. Creo que renovarán la cuarentena hasta fines de Agosto, para ver si en los últimos 15 días del mes se alcanza esa meseta.

La Fiesta de la Primavera, sería algo muy difícil de llevar adelante. El otro día el Ministro de Salud dijo que las vacaciones de verano estarían complicadas. 

-Se cumplieron seis meses de la Emergencia Económica, Financiera, Administrativa y de Salud  a nivel municipal y se volvió a renovar hasta fin de año. ¿Qué se logró en este período?

-Fue muy atípico, cuando decretamos la emergencia, al mes comenzó la cuarentena. Y por un lado, lo que pretendíamos ahorrar en materia de salud, terminó por invertirse en la pandemia. El aporte del ámbito privado en todo el distrito nos dio una gran mano y la Provincia nos asistió, mediante préstamos para pagar los sueldos en tiempo y forma.

Logramos ahorrar en los quirófanos porque solo se atienden urgencias. De a poco, vamos a volver a las cirugías programadas. Nos permitió ordenarnos internamente porque hubo muchos servicios parados. Eso implicó un ahorro. Si Dios quiere, vamos a  cerrar bien el año porque, durante este ejercicio, no devolveremos el préstamo provincial de 57 millones durante.

No pudimos avanzar como queríamos con los geriátricos para llevar los costos a la realidad. Llegamos hasta los 32.000 o 38.000 pesos, pero hoy ese número ronda los 52.000 pesos. A este tema lo retomaremos en Octubre cuando, si Dios quiere, la situación ocasionada por la pandemia empiece a revertirse.

Decidimos prorrogar la emergencia hasta fin de año para ver cómo lo cerramos. Esto tuvo pro y contras. Por un lado, se ahorró y por el otro, debimos comprar insumos que no teníamos previstos.

30 de enero. Castelli junto a Haag y Ustarroz durante el anuncio de la emergencia sanitaria.

-¿Esta situación les posibilitó un margen de maniobra?

-Sí,  hemos cumplido en tiempo y forma con los sueldos municipales en los primeros cinco días hábiles, y no hemos caído en ningún descubierto. Con los proveedores, regularizamos bastante la situación.

El combo de aportes de Nación y Provincia, sumado a la inactividad, sobre todo en la Administración Central, porque no se podían prestar todos los servicios, nos da un saldo a favor, a pesar de la baja recaudación municipal y provincial.

-Ese saldo a favor, ¿puede trasladarse a aumentos de salarios municipales?

-La semana que viene tendré una reunión con los sindicatos y vamos a ir con una propuesta. Nosotros logramos mantener un premio en Enero y Febrero que después, a partir de Marzo, se iba a traducir en blanqueamiento. Logramos mantenerlo en estos meses y la idea es trasladarlo al básico, otorgando además un porcentaje de aumento.

Según la evaluación realizada con el área de Hacienda y el Ente de Salud, con los últimos aportes de la Provincia y, si la coparticipación aumenta en los términos adecuados, a fines de septiembre estaríamos en condiciones de garantizarles a los empleados municipales cubrir la inflación del año. Más o menos, la suba sería de un 16 por ciento.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.