El humo de los incendios en el Delta llegó a Puan

El cielo de nuestra localidad y una amplia región se tiñó de una tonalidad amarillenta, a causa de una capa de humo, proveniente de los innumerables focos ígneos activos a lo largo del Delta del Río Paraná, sobre todo en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

(*) Las llamas de decenas de metros que devoran uno de los humedales más importantes del país por su magnitud y posición estratégica. Los cerca de 8.000 focos de incendio registrados desde febrero arrasan un ecosistema clave para la regulación, purificación y almacenamiento de agua, el sostenimiento de biodiversidad y el aprovisionamiento de recursos naturales a los residentes. La gran sequía de este año y el bajo caudal del Paraná, en mínimos históricos desde 1971, favorecen la propagación del fuego, que no encuentra los cursos de agua que suelen actuar como cortafuegos naturales, y complica las tareas de extinción.

Imagen del 29/7. El humo entra en la Prov. de Bs. As. En rojo, los focos de incendio

En medio de la pandemia de covid-19, el humo persistente a lo largo de semanas ha provocado numerosas complicaciones respiratorias a los habitantes de Rosario y de otros municipios a la vera del río y agrava el riesgo para aquellos que se contraigan de coronavirus. Las mascarillas obligatorias sirven allí no solo para evitar el contagio del virus sino también para reducir la inhalación de las partículas tóxicas que transporta el viento desde las islas en llamas.

Para los humedales, las consecuencias del fuego son devastadoras. “Está provocando una gran mortandad de fauna que queda atrapada entre las llamas, como mamíferos, y tiene un gran impacto también sobre sitios de nidificación de aves, en la germinación y floración de especies nativas”, comienza a enumerar Laura Prol, coordinadora del área de Humedales de la ONG Taller Ecologista. “La destrucción de la cobertura vegetal hace perder funciones de estos ecosistemas como resistir el impacto erosivo del agua y la captación de dióxido de carbono”, continúa. Los incendios son también letales para las abejas y las cenizas contaminan las lagunas, lugares de reproducción de peces, agrega.

(*) Agradecemos al Ingeniero Marcelo Honoré por las imágenes satelitales y la información meteorológica aportada

La visibilidad se vio acotada en Puan durante los últimos días

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.