Entrevistamos a una exitosa cantante lírica internacional

Haydée Dabusti, soprano lírico spinto formada en el Teatro Colón, nos habla de su querida, respetada y admirada profesora Teresa Serantes, hija de la famosísima Hina Spani nacida en Puan, y nos lleva a recorrer su propia carrera artística, su interesante historia de vida, adentrándonos al bello mundo de la ópera.

La cantante llevó su arte a escenarios nacionales e internacionales, a países de América y a otros continentes como Asia, Europa y África.

-¿Cómo fueron sus inicios en esta carrera?

-Mis inicios fueron en el Coro de niños del Teatro Colón

-Una de sus maestras fue Teresa “Coca” Serantes, la hija de Hina Spani ¿Cómo la recuerda?

-Quienes tuvimos la gracia divina de tener a Teresa “Coca”  Serantes como maestra de canto, Francés y otras tantas materias; ya que ella era, cuando yo estudié allí, la Directora del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

¿Cómo la recuerdo?… Les digo que solo ella tenía tan vasto conocimiento de cómo formar un cantante lírico. Que yo recuerde, jamás volveremos a tener cerca a una MAESTRA con mayúsculas como ella.

-¿Qué anécdota con ella le quedó grabada en la memoria?

-Hay tantas que no podría nombrarlas a todas. Recuerdo que cuando estábamos en clase de técnica vocal ella nos explicaba compás por compás, palabra por palabra de cada obra que nos mandaba a estudiar. ¡Y mucho cuidado con cantar algo para lo que ella consideraba no estábamos preparados en ese momento!. Además, daba la oportunidad a los alumnos del Instituto Superior de Arte de interpretar roles pequeños para foguearnos en el  escenario; era obligatorio ir a todos los ensayos generales de todas las óperas de la temporada de turno, conciertos y si se podía, por qué no, ir a ver los de ballet también.

“Coca” venía  a nuestro camarín y hasta nos ayudaba a preparar la escena a quien era elegido para esos roles pequeños. Y hay tantos recuerdos más… inolvidable .

-¿Teresa mencionaba a su madre en las clases?

-Ella era una persona muy reservada y a la vez simpática, tenía un carácter divino. En las clases era muy seria y de vez en ocasiones nombraba a su madre.  Cuando lo hacía, la ponía como ejemplo pero no siempre. Y recuerdo que el día del homenaje a Hina Spani, en el Salón Dorado del Colón, cuando escuchó en off la voz de su madre, vimos que bajó la vista con sus anteojos oscuros puestos, y se emocionó.

Recuerdo que cuando yo tenía 14 años, el Coro de Niños del teatro Colón interpretó por primera vez en su historia, el Stabat Mater de Pergolesi con el maestro Armando Arroyo al órgano y bajo la dirección del maestro Alberto Balzanelli. A mí me eligieron para las partes de solista y los duetos de solistas, en la platea estaba Coca Serantes, porque era la primera vez que se daba un concierto de estas características. Cuando terminó el espectáculo, Serantes se acerca a Balzanelli y le dijo: “Cuando esta chica cumpla 16 años, que los padres vengan a hablar conmigo”.

Pasaron dos años y mis padres fueron a hablar al Instituto, y Coca pidió que yo sea su alumna. A penas me escuchó realizar la primera vocalización, recuerdo como si fuera hoy que llegué a un re sobreagudo, ella se dio vuelta mirando al resto de sus alumnos, y dijo: “Bueno, mi madre (Hina Hispani) a los 17 años también cantó La Traviata, así que si vamos a hablar…”. Como queriendo decir qué futuro tiene esta chica. A ese comentario no me lo olvido más.

Estuve dos años como oyente, ejercitándome en las clases de técnica que me brindaba Teresa. A los 18, me designó un maestro de repertorio y aprobé con éxito mi examen. En ese momento, el maestro preguntó: ¿Y a esta chica qué nota le ponemos? ¿Un 20? Y ella hizo una sonrisa porque yo era su alumna. En esa época, fue Directora del Instituto y después, con el cambio de gobierno, fue regente junto a la directora Pilar Martorell.

-¿Coca tenía más hermanos? ¿Ella tuvo hijos?

-“Coca” era soltera creo, no recuerdo si tenía hermanos, no tuvo hijos. Dedicó su vida al arte.

-¿Usted pudo conocer a Hina?

-No, lamentablemente no. Me hubiera encantado conocerla y poder hablar con ella. Cuando Hina cantaba y era una artista Internacional yo no había nacido.

-¿Cómo es el camino para llegar a ser soprano, qué características tenés que tener, cómo debés cuidar tu voz?

-En primer lugar no todos o todas pueden llegar a cantar sino se nace con el “don” de Dios de la voz. Después hay que perfeccionarlo y tratar durante toda la carrera de mejorar día tras día.

El cuidado de la voz es el cuidado de todo el cuerpo. Dependemos de un  cuerpo y mente sanos  para cantar. En realidad somos, los que lo hacemos con conciencia y al pie de la letra, como gimnastas olímpicos. Hay que tener algún conocimiento de medicina, mantener un peso adecuado y jamás dejar de hacer gimnasia.

-¿Cómo está formada su familia?

-En realidad tengo muy poca familia. Soy viuda dos veces y no he tenido hijos. Lamentablemente mis padres fallecieron ambos. Tengo una hermana menor, tres sobrinos y dos sobrinos nietos. Tres primos hermanos por parte de mi madre y su hermana. Y tres tíos con vida. Por supuesto a mi madrina Filomena “Menita” Dabusti. A nadie más. Si te referís a familia propiamente dicha.

-Estuvo muchos años sin cantar…

-Al quedar viuda en primeras nupcias, yo tenía 24 años y no quise cantar más. Retomé mi carrera después de 16 años sin dar una sola nota. Previamente entrené dos años, uno exclusivamente para gimnasia física y otro para solo hacer vocalizaciones con los mismos ejercicios que “Coca“ Serantes me había enseñado .

-¿Cómo vivía esa etapa de su vida?

-Durante ese período pasaron cinco años hasta que conocí al que fue mi segundo esposo. Él me convenció después de 16 años que debía volver a los escenarios. Mientras tanto, como tenía que vivir y auto mantenerme, estudié un curso acelerado de paisajista. Me recibí y luego me dediqué a vender plantas, a hacer mantenimientos, a armar parques y jardines.

-¿A qué artistas de su disciplina admira?

-Hay muchos buenos artistas, pero para que nadie sienta celos, voy a nombrar a los grandes de “altri tempi” que, como ellos, ya no nacen más.

Empiezo desde justamente la época de la gran soprano Hina Spani, Maria Callas, Montserrat Caballe, Leyla Genser, Renata Tebaldi, Mirella Freni, Renata Scotto, Claudia Muzio, Antonietta Stella, Brigit Nilsson… y había  muchas más “DIVAS” de verdad en esos tiempos . Ellas, fueron “grandes sopranos” que dejaron una huella inolvidable e irreemplazable.

-¿Cuando Haydée escucha música…  ¿de qué tipo de géneros le gusta disfrutar?

-No tengo momentos especiales para escuchar música. Este es un momento especial  y estando más en casa, escucho más música. Además, sigo vocalizando cuatro veces por semana rigurosamente. Me gusta toda la música (menos el rock pesado) y también me encanta bailar.

-¿Qué es lo que menos le gusta de su profesión?

-Todo me gusta. No hay nada de desperdicio en esta carrera por todo lo que hay que hacer para preparar un rol. Quizás diría que lo que no me agrada es que no haya más compañerismo entre los colegas. Ahora me refiero a todas las cuerdas y registros.

-La música la llevó a recorrer el mundo… ¿Cuáles son las presentaciones que más recuerda?

-La verdad que he viajado y viajo bastante. Todas las presentaciones te dejan un hermoso recuerdo porque son diferentes públicos en diferentes países, diferentes culturas. Aprendí mucho en tantos viajes.

Tengo algunas que me vienen a la mente ahora: mi debut en el Teatro Argentino de La Plata con la Ópera Andrea Chenièr, en el rol de Maddalena di Coingny. Mi debut interpretando el papel de “Norma” de Bellini en 2003 y todo el resto de las performances de este rol que al día de la fecha son 39.

De Verdi “Don Carlo”y De Puccini “Il Tabarro” en el Teatro Colón. Y últimamente en “Aída” para los 110 años del aniversario del Teatro Colón.

Si debo nombrarte las actuaciones en el exterior, eso da para hacer otra entrevista ya que llevo 20 años de carrera ininterrumpida que cumplí en el año 2019. Aclaro que expreso esto con total humildad, sólo es la verdad.

-Debe ser difícil elegir…. Pero si tendría que escoger una anécdota de esas presentaciones ¿Por cuál o cuáles se inclinaría?

-No es difícil, es imposible nombrar una sola…

-¿Qué significa el Teatro Colón para usted?

-Piensen que desde niña pisé el escenario del Colón en el Coro de Niños, estudié en el Instituto dentro del Teatro Colón. Luego retomé mi carrera y volví. Es como una segunda casa para  mí. Amo este magnífico Teatro. El más hermoso del  mundo.

-¿Tienen razón los que dicen que para disfrutar del mundo de la opera se requiere un determinado nivel cultural?

– No, no es tan así. La ópera es teatro cantado. O sea que si tú llevas a una persona que jamás vio una ópera, a un ballet o a un concierto sinfónico y le explicas previamente el argumento (hoy hay subtitulado en todos los teatros del mundo) y comienza a tomarle el “gusto” a la música, va a volver y volver.

-¿Podría describir su vida en tiempos de pandemia?

-Llevo estos tiempos de pandemia, en primer lugar deseando que todos los que han fallecido descansen en paz y que sus familias puedan encontrar consuelo en la Fe y la Oración; no es fácil, lo sé.

En mi caso particular lo tomo con mucha calma y paciencia. Estudio mucho, sigo haciendo los ejercicios vocales de rutina y de gimnasia, y salgo lo indispensable. Me entretengo en casa y estoy atenta a las noticias de nuestro país y del mundo sobre este terrible tema.

-Cuando todo esto del virus termine… ¿Qué es lo primero que le gustaría hacer?

-En realidad seguir con mi vida normal y mi carrera. Tengo compromisos que quedaron pendientes de este año para 2021. Ya estoy estudiando y repasando algunas partituras.

-Fuera de tu carrera artística… ¿Qué cosas te gustan hacer? ¿Tenés algún Hoobie?

-En realidad soy deportista amateur. Hago mucho deporte desde niña; amo la naturaleza, la vida al aire libre, soy categoría escuela de salto en alto a caballo y cinturón negro de karate.

Juego al paddle, al tenis, me gusta el remo. Heredé el espíritu aventurero de mi padre. Amo los aviones y me encanta volar. También me he tirado en paracaídas en Dubai y lo volveré a hacer. Si no hubiera sido cantante lírica, seguramente hubiera  sido  Comandante o Capitán de alguna línea comercial de aviones. Mi padre era piloto.

-¿Cuántos idiomas habla?

-Español, Italiano e Inglés.

-¿Te gusta leer? ¿Cuáles son sus autores y géneros preferidos?

-Desde ya que leo y bastante además de las partituras de óperas. Tengo varios autores que he leído y leo.  Oscar Wilde, Charlotte Brontë,  León Tolstói , mis amados William Shakespeare y La Divina Comedia de Dante Alighieri, Truman Capote, Gabriel García Márquez , Virginia Woolf, Homero y de los autores contemporáneos por ejemplo de poesía , los hermosos poemas de Alejandro Roemmers, los recomiendo.

Son de destacarse las presentaciones de Haydée Dabusti en la Ciudad del Vaticano. Fue recibida en diversas ocasiones por el Papa Francisco.
Entre sus actuaciones en la Pontificia Ciudad, la soprano remarca la importancia del concierto realizado en La Capella Dei Cori, en la Basílica de San Pedro, junto al Coro Pontis Mariae, bajo la dirección del maestro Tony Caronna.

-¿Sabe cocinar? ¿Un plato favorito?

-Si sé cocinar, mis platos favoritos: toda clase de pastas, pizza y frutos de mar (mariscos).

Pero  no soy muy asidua a la cocina de mi casa. Mantengo una dieta estricta; rica en proteínas (pescado, arroz, pollo, huevo frutas , verduras , no frito , no grasa , no chocolates ni dulces , bebo mucha agua )

-Sabemos que es cinturón negro de Karate… ¿Cómo llegó a practicar esa disciplina?

-Fue durante los 16 años que no canté, además de trabajar plantando plantas, flores y estar en contacto con la tierra que es energía pura.

Esta disciplina me ha ayudado a tener un control absoluto de la mente, condición indispensable para estar arriba del escenario. En general,  las artes marciales son ideales para mantener un equilibrio durante toda la vida. Me refiero a cuerpo y mente.

-¿Le gusta informarse del acontecer político del país? ¿Cómo evalúa la situación del país?

-Estoy al tanto como les comenté en otra pregunta de todo lo que sucede en mi país y en el mundo pero sobre varios temas no solamente de política. Sé que mi país saldrá adelante luego de esta pandemia.

-¿A qué lugar siempre le gusta volver?

Por supuesto a Italia ya que soy de descendencia Italiana. Hay otros países que también me gustan.

-¿Tiene muchos amigos? ¿Qué es lo que más valora de ellos?

-La palabra “amistad” es sagrada y un amigo o amiga verdadera es casi les diría como un hermano o hermana. La amistad se valora por dos cosas principalmente: jamás traicionar al amigo, jamás mentirle al amigo. Ya no mintiendo y no traicionando es mucho decir. Obviamente esto lo aplico y se debe aplicar a todos los órdenes de la vida.

Creo que me bastan los cinco dedos de una mano y allí terminan los verdaderos amigos. Conocidos muchos y por casi todo el mundo.

-Si pudiera tomar un café con un personaje de la historia… ¿A quién elegiría? ¿Por qué?

-No elegiría a uno solo, tengo a varios. Napoleón Bonaparte, Abraham Lincoln, Martín Luther King y Cassius Clay (Mohamed Alí).

-¿Qué cosas la ponen feliz?

-Ver feliz a los demás. Cantar, viajar ver películas  verme seguido con mis pocos amigos y continuar  como hasta ahora, haciendo una vida sana y sobre todo nunca perder la libertad interior que nació conmigo.

-¿A qué se hubiese dedicado si no fuese soprano?

-Cómo les comenté Comandante de los vuelos Comerciales de Grandes Boeing , al menos lo hubiera intentado .

-¿Qué sueños le quedan por cumplir?

-En realidad he cumplido casi todos mis sueños y agradezco a Dios cada día que abro los ojos por la mañana.

Serían dos en realidad; cantar la performance de la ópera “Norma” de Bellini número 40 y aprender a pilotear un avión Piper Cherokee, después de hacer el curso obviamente.

Para estos aviones no hay límite de edad. Siempre y cuando estés en óptimas condiciones físicas, te hacen un chequeo general antes de empezar el curso.

-¿Qué cree que hay después de la vida?

-La Gloria de los Cielos junto al Señor Nuestro Dios.

Videos

La trayectoria de la artista puede seguirse en https://www.sopranodabusti.com/

Nota relacionada:

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.