Un Granadero en Puan

Tal vez muchos lo recuerden como uno de los mejores arqueros de Puan Foot Ball Club, pero seguramente pocos saben que José Ibarra fue Granadero. Desde el Museo Municipal nos contactamos para que nos cuente su experiencia, en el mes que recordamos el paso a la inmortalidad del Libertador Don José de San Martín.

Corría mediados del año 1965, José es convocado a revisación médica en Bahía Blanca ya que con sus 20 años le tocaba “ la colimba”. A los pocos días es citado a presentarse a cumplir el servicio militar pero, para sorpresa de él y de su familia como “ Granadero”. Esa noche tomó el tren junto a otros compañeros rumbo a Buenos Aires. Al llegar a Constitución los esperaba un camión del regimiento que los trasladó al cuartel ubicado en la calle Luis María Campo, al lado del Hospital Militar.

Una nueva vida dió comienzo para el joven puanense y, entre el entrenamiento y prácticas de marcha, José tuvo que hacer guardias en la Casa de Gobierno y en la Quinta de Olivos.

“A cada granadero se le asignaba un caballo. El mío era el número 55… todos alazanes. Durante el Gobierno de Juan Carlos Onganía desfilé en la Avenida Libertador, junto a alrededor de 20 mil soldados. Estuve como Granadero 18 meses y a principios de 1967 me dieron la baja y regresé a Puan”.

En el año 2004 la Municipalidad de Puan, hizo entrega a José de un reconocimiento.

Fuente: Museo Ignacio Balvidares

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.