“La reunión por zoom era lo más conveniente”

Así lo expresó el Intendente Facundo Castelli al referirse al pedido de audiencia de la Comisión Vecinal de Villa Iris.

“Me llama la atención porque personalmente o vía zoom es lo mismo. Es más, eso permitía que con un administrador cada uno tuviera la palabra y si quisieran hablar todos los integrantes de la comisión, lo pudieran hacer,” manifestó en relación al rechazo de realizarlo por esta vía.

Castelli también habló sobre la presentación de proyectos para la reparación del Salón Cultural y de la gestión de subsidios para pequeños emprendimientos como una fábrica de pañales, y otros relacionados a albañilería y carpintería.

-En un comunicado del 2 de Septiembre, la Comisión Vecinal de Villa Iris manifestó la problemática de la localidad. Y pedían una audiencia con usted. ¿Cómo tomó esas declaraciones?¿Se sintió afectado?

-En realidad nos llamó la atención. Hoy sacamos una publicación para dar a conocer cómo fue la secuencia. El delegado Aníbal Haritchabalet le dio a la Comisión el número de teléfono de mi secretario, quien les comentó que, por cuestiones de Salud, era mejor evitar las reuniones con más de 10 personas..

Por eso, les ofrecimos la reunión por zoom, nos llamó la atención que Pontet no lo dijera en la nota. De esa manera hubiésemos posibilitado la participación de toda la comisión.

Cuando vimos las declaraciones periodísticas, mi secretario llamó y le reiteró nuestra propuesta. Él (por Pontet) dijo que no la recordaba.  Volvimos a proponer la reunión por zoom, y luego de consultarlo con toda la comisión, nos expresó que la respuesta era “no”.

Me llama la atención porque, charlarlo personalmente o vía zoom, es lo mismo. Es más, eso permitía que, con un administrador, todos tuvieran la palabra.

Me pareció que para cuidarnos entre todos, era lo más conveniente.

-En otra entrevista, brindada a un medio radial, el presidente ofrecía hacerla en alguno de los salones de la localidad y con el protocolo que exigen las autoridades. ¿Ustedes no tuvieron en cuenta esa posibilidad?

-Igualmente, aunque te reúnas en un salón con espacio para 200 personas, sabemos que el límite es de 10 personas. Entonces, si ellos por ejemplo querían hacer una convocatoria abierta para que participe más gente, cómo iban a elegir quién participaba o quién no. Me parecía mejor hacerlo por zoom y que cada uno hablara porque ahí no tenés limitaciones.

Les ofrecimos la plataforma de zoom del municipio y que nos reuniríamos en el día y la hora que ellos quisieran.  La verdad que no entiendo cuál fue la negativa.

De esta manera, no sólo le dábamos la posibilidad de participar a la Comisión, sino a toda la gente de Villa Iris que quisiera conectarse en ese momento.

-¿La propuesta sigue en pie?

-Sí, cuando quieran nos avisan. Hasta que se pueda hacer de forma presencial con más personas, sería lo más coherente.

-En Villa Iris preocupa la falta de recursos como el servicio del BAPRO ¿Qué gestiones están realizando?

-Estamos desde el primer día trabajando en eso y lo hemos informado al delegado. El problema del BAPRO es que es un sistema que cuando se rompe, el servicio técnico lo tiene que hacer gente de Buenos Aires.

Como no quieren venir, porque deben hacer el aislamiento de 14 días, esperamos un tiempo y como veíamos que no se destrababa, volvimos a insistir. Ellos contrataron una empresa de Bahía Blanca y ahora están haciendo un relevamiento de todas las localidades donde hubo desperfectos. Le hemos pedido prioridad, pero es un servicio que terceriza el Banco Provincia y nosotros no podemos contratar un técnico por nuestro lado.

Una de mis ideas, era que el referente del BAPRO de Buenos Aires participe de la reunión de zoom a para aclarar las dudas de los vecinos.

Estamos llamando a diario y calculo que próximamente tendremos novedades sobre cuándo vendrían de Bahía Blanca a realizar la reparación. También tenemos un tema con esa ciudad ya que, quienes vienen de allí, deben cumplir con cierta normativa para ingresar al distrito.

Hay que entender que estamos en una situación especial, en plena pandemia, que los casos aumentan a diario. Y hay que tener mucho cuidado con este tipo de cosas, porque después nos lamentamos si viene alguien con Covid y contagia a otras personas.

En la localidad de 17 de Agosto, tuvieron que reparar una antena y hacer una base. La gente de Telefónica llamó y como no estaban dispuestos a realizar el aislamiento, se retrasó la obra. Hace un tiempo, tomaron la decisión de hacerlo, se aislaron 15 días en Darregueira, y hoy están realizando la reparación. A veces, esto depende de la decisión de la empresa.

Otros de los planteos de la Comisión, fue la diferencia del precio de combustible con Jacinto Arauz (La Pampa). ¿Hay una posibilidad de mejorar la situación y resolverlo como se hizo en Pedro Luro?

-En su momento se los aclaré, pero no sé si me entendieron. Arauz está dentro de la Zona Patagónica, entonces obviamente que el combustible es más barato.

No fue una cuestión política como dijo el presidente de la Comisión. En Pedro Luro la dueña de la estación de servicio Shell, es una clienta de hace muchísimos años de esa empresa. Ella planteó esta situación a Shell y ellos accedieron venderle el combustible al mismo precio que en la zona patagónica.

-¿Fue una excepción?

-Sí, en realidad la empresa en vez de ganar el 30 por ciento, gana el 15. No fue una relación política, fue comercial.

Si hubiera habido en Villa Iris una estación trabajando 20 o 30 años con Shell, creo que la empresa hubiera hecho lo mismo. Pero lamentablemente, hoy la localidad no tiene una estación de servicio que tenga esas características.

Hasta que no haya una decisión a nivel nacional, de declarar Zona Patagónica las regiones que deben serlo, seguiremos sufriendo estas desigualdades.

-Hay una odontóloga que reside en Bahía Blanca y no pudo ingresar a Villa Iris para atender a sus pacientes… ¿Qué nos puede decir al respecto?

-Tenía dos o tres pacientes en Villa Iris. No es esencial haber dado los turnos con anticipación e ir a atenderlos si no son de gravedad, teniendo en cuenta que pueden ser atendidos por profesionales del distrito.

La gente debe entender que primero hay un permiso nacional. Después, nosotros como municipio, podemos exigir algún certificado adicional para el acceso al distrito. En este caso, la odontóloga entendió las explicaciones que se le dieron en el control.

Si un profesional viene de Bahía Blanca, donde el virus tiene circulación comunitaria, y contagia a un paciente, la culpa es del Municipio que permitió el ingreso.

– En cada provincia, las disposiciones son diferentes, da la sensación que vivimos en una anarquía…

-Sí, creo que pierde sentido lo que establece nación y provincia, cuando no se acata lo que ellos establecen. Esto sucede por el agotamiento de la gente y de los funcionarios también.

Ahora el intendente de Tandil, a quien entiendo, lleva adelante medidas que él vive en el día a día, pero también es cierto que hay decretos nacionales y provinciales que establecen otras normas.

Hoy, en la situación que estamos, se tendría que dejar cierta libertad para que cada uno establezca medidas acordes a su lugar. Después, es responsabilidad de la gente respetar las medidas de prevención. No da para más que las personas continúen estando encerradas.

-¿Qué proyectos tiene en carpeta para Villa Iris?

-Tenemos presentado un proyecto ante el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) para construir baños y refaccionar el Salón Cultural. Son 1,5 millones de pesos que supuestamente desembolsará la provincia en estos días.

A través del Ministerio de Desarrollo Social, tenemos concedido el Banco de Herramientas por casi 5 millones de pesos (para el Distrito). Primero tendremos un desembolso de 2,5 millones de pesos y después el dinero restante. Son varios proyectos productivos como para reactivar el ámbito privado. Hay propuestas en albañilería, carpintería y para una fábrica de pañales, entre otras.

  -¿Cuál es la iniciativa que más le llamó la atención?

-La fábrica de pañales puede tener futuro porque estará muy ligada al Municipio ya que podrá abastecer a geriátricos, hospitales y unidades sanitarias.

Después también hay una fábrica de pastas. En Felipe Sola, hay un proyecto para la fabricación de aberturas.

¿De qué manera se otorgan estos fondos?

-Son subsidios, por lo cual no deben ser devueltos. Deben cumplir con las pautas por las cuales fueron otorgados, y después se realiza un monitoreo por parte del municipio mediante un técnico.

Yo leí ese tema de la necesidad de fábricas o industrias, pero creo que va más por el lado de reactivar lo que tenemos en el sector de pymes.

-¿Qué otras novedades tiene para la localidad?

-Ayer me envió un mensaje el gerente de la Cooperativa Eléctrica para contarme que comenzarán las pruebas en el Parque Solar que dará más energía al sistema eléctrico.

-Teniendo en cuenta que una profesional se trasladó a La Pampa, ¿Gestionan la llegada de nuevos profesionales?

-Sí, pero estamos en una situación atípica, donde en todos lados está saturado el sistema de salud. Y la verdad que hoy no tenemos ningún recurso humano que quiera instalarse en Villa Iris. Lo de la doctora fue una decisión personal y económica porque tuvo una mejor propuesta en otro lugar. También fue por un tema profesional, porque le ofrecieron guardias en un hospital de San Rosa. Son decisiones personales y uno las respeta.

¿Quién reemplazará a la médica que era Directora del Hogar Nuestros Tiempos?

– La Dra. Gabriela Más quien ya está trabajando muy bien en San Germán. Ella tiene mucho compromiso con los abuelos.

Lamentablemente, la falta de recursos humanos, hace que un médico cumpla con más de una función. Por ejemplo, el Dr. Delbés está a cargo del Hospital y del RAMP (Residencia para Adultos Mayores con Control Psiquiátrico)

Hace unos días, médicos del distrito dieron a conocer el estado de Asamblea Permanente por reclamos salariales, ¿Cómo están negociando este pedido?

-La idea es monitorear la situación mensualmente. Sé que tuvieron una asamblea y que se reunieron con el Director del Ente de Salud. Recién en agosto pudimos darles el primer aumento. La inflación, la situación económica del distrito y de la provincia, hacían que no pudiéramos dar incrementos y es más, debimos pedir dinero para pagar los sueldos.

-¿Cree que los médicos están bien remunerados en el Distrito de Puan?

-Siempre digo que el ingreso de los médicos nunca es suficiente debido a la tarea que hacen. Después, va en cada uno ver si ese sueldo es justo para su trabajo.

Siempre tratamos de mantener una paridad con la escala salarial y la antigüedad, tratando de estar más o menos equilibrados con la región.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.