Rechazan proyecto para evitar el acceso directo de familiares a cargos públicos

La propuesta del Bloque del Frente de Todos proponía la prohibición de designaciones o contrataciones de familiares de funcionarios públicos de manera directa. La iniciativa proponía la realización de concursos públicos que posibilitaran la participación de todos los aspirantes al cargo.

La bancada de Juntos por el Cambio la desaprobó argumentando entre otros aspectos que ya hay reglamentaciones que regulan el ingreso a un cargo público. “De la manera que está redactado, vimos que era más una exclusión que una inclusión,” acotó la concejala Ángeles Viñao.

En la última sesión del Concejo Deliberante, realizada el 14 de octubre, concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto de ordenanza “prohibiendo a los funcionarios públicos realizar designaciones o contrataciones a familiares”.

“Es un Proyecto de Ordenanza para que nuestro distrito sea más justo y permita igualdad de condiciones para acceder a la función pública.

El nepotismo es la preferencia que tienen algunos funcionarios públicos para dar empleos a algunos familiares, sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino que lo que le importa es su lealtad o alianza,” argumentó el concejal Emiliano Stadler en el proyecto de ordenanza.

“De acuerdo con el numeral 2 del artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de equidad, a las funciones públicas de su país”. Por lo que el nepotismo violenta el derecho humano de acceso a funciones públicas de todos aquellos que se ven privados de oportunidades para competir justamente por un cargo público.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, en su momento encabezado por María Eugenia Vidal,  adhirió a las medidas tomadas por el titular del gobierno nacional, mediante Decreto Nº 61/2018. Dicha medida adoptada, da cuenta que la política, como herramienta de cambio social, debe estar al servicio del ciudadano y no de la satisfacción de intereses personales y de índole familiar,” fundamentó.

“Corresponde al Honorable Concejo Deliberante y a quienes lo integran oficiar como organismo de control de los actos del Ejecutivo Municipal, tender al equilibrio presupuestario y a la igualdad de oportunidades, en relación al ciudadano común y para ello generar las Ordenanzas que se estimen necesarias.

Se intenta con esta Ordenanza, desalentar  una práctica común y habitual el nombramiento de familiares en diferente grado de parentesco,  desnaturalizando el objeto de la función pública,” explicó en la iniciativa.

Al momento de tratarse el proyecto en la sesión, Stadler indicó que quienes aspiren un cargo público deben pasar por un concurso de oposición junto a distintos aspirantes.

“Proponemos un cambio de metodologías, limitando a los funcionarios públicos como el Intendente Municipal, secretarios/as, directores, delegados y funcionarios de ley, a que puedan designar a solo dedo a familiares para ocupar un cargo. En el caso de que ya haya familiares en un cargo, pueden renovarlo pero yendo a un concurso público por oposición, donde deberán mostrar su idoneidad,” explicó.

Argumentos de la desaprobación

La presidente del Bloque de Juntos por el Cambio, Ángeles Viñao, brindó las argumentaciones para la desaprobación de la propuesta del Frente de Todos.

“Nosotros veíamos que de la manera en que estaba presentado el proyecto era limitante. Dentro de nuestro Municipio existe una modalidad de toma de los empleados que considero que no es a dedo como lo manifestaba el concejal Stadler,” aclaró.

Viñao recordó que la relación de empleo público de los trabajadores municipales se rige por las constituciones Nacional y Provincial, como así también por el convenio Colectivo de Trabajo y la Ley Orgánica Municipal, entre otras legislaciones.

“Cuando se habla de un ingresante al Municipio de Puan, el artículo diecisiete refiere a la posesión de títulos universitarios y técnicos relacionados a la tarea a desempeñar; la idoneidad y experiencia comprobable en el ámbito laboral privado; en la administración pública, nacional provincial o municipal por el termino de al menos un año siempre y cuando se relacione directamente con las tareas a desempeñar. Se considera formación suficiente la del trabajador que ya hubiere cumplido la misma tarea o ocupado de hecho el mismo cargo bajo otra modalidad prestacional ya sea temporal o por designación directa.

Con  esto quiero decir que la reglamentación ya está dada para el ingreso de un funcionario público,” expresó.

“No veo que sea tan así, a dedo. Sí vemos la idoneidad como una condición “sine qua non” para poder ostentar y ocupar uno de estos cargos. Pero de la manera como estaba redactado, vimos que era más una exclusión que una inclusión.

En estas comunidades que son chicas, casi todos somos parientes de todos, entonces vemos limitado de esta manera el acceso a la función publica y también, la posibilidad que tiene el funcionario de poder elegir a su equipo de trabajo y a su gente de confianza, que creo que no es un detalle menor si cumple con las reglamentaciones y con la idoneidad que marcaba el concejal Stadler, la cual creemos que es una característica que debería tener.

Así como esta presentado el proyecto, no lo vamos a acompañar porque deja gente afuera de la posibilidad de ocupar un cargo y que tal vez por ahí se lo pueda llegar a merecer,” argumentó.

A las argumentaciones de la concejala oficialista, Stadler respondió: “Tal vez no se esté entendiendo la cuestión, pero no hay forma de que alguien quede afuera de esta ordenanza porque justamente permite que cualquier persona pueda entrar en concurso a un cargo político. Justamente es eso, no hay quien no pueda ingresar a concurso. Esto es un ejemplo de inclusión y de equidad, donde todos podrán participar, sin ningún tipo de parentesco”.  

Escuchá el debate.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.