Vanesa Pianciola: una emprendedora que rompe tabúes

Es diseñadora textil egresada de la UBA y trabaja en una fábrica de etiquetas de marcas de renombre.  En sus horas libres, desde hace 13 años, se animó a desarrollar reuniones de tuppersex. Allí brinda asesoramiento personalizado a sus clientes, desplegando todo su histrionismo para vender los productos y animar a que las parejas salgan de la rutina.

Por la cuarentena, debió trasladar su actividad a las redes sociales con videos en vivo. En “Reuniones con Vane”, así se llama su espacio en Instagram, habla sin complejos y con lenguaje claro a sus más de 700 seguidores.

-¿Cómo estás viviendo en Buenos Aires esta etapa tan particular?

-Soy Diseñadora Textil y trabajo de lunes a viernes en una fábrica. Ese es mi trabajo cotidiano, pero ahora por suerte puedo trabajar de manera online desde mi casa. La verdad que no me puedo quejar. La empresa realiza las etiquetas de varias marcas conocidas y también para equipos de fútbol de clubes como Vélez y Racing oficial. Después trabajamos con firmas como Cheeky y Mistral,  entre otras.  Son etiquetas bordadas.

Cuando tengo que viajar a mi trabajo, lo hago en Uber. Hay gente que tiene miedo a utilizar ese transporte, pero para mí es lo más seguro.

-¿Qué observás en estos días en cuanto al movimiento de la ciudad y de la gente? ¿Hay temor o reparos en la población?

-Hay opiniones divididas. Tengo amigos que están como atrincherados y no se quieren mover, otros se lo toman de manera más tranquila. Como yo vivo sola y no tengo a mi familia acá,  elijo juntarme con mi amigo que vive solo y no está en contacto con nadie, no pasa nada. El riesgo lo tenemos siempre, ya que todos vamos al supermercado, a la panadería. En este sentido estoy relajada porque no tengo contacto con personas de riesgo. La gente que los tiene, se toma el tema más a pecho.

Vivo en Villa Urquiza, un lugar bastante familiar,  y los bares y los cafés están llenos de gente desde que se permitió la atención al aire libre. Un día bajé al bar debajo del edificio y había cien personas, fue increíble, ya no aguantan más estar encerrados.

La primera vez que pude salir a correr, los primeros 10 minutos fueron tranquilos, pero después explotó el lugar de gente. Ahora la situación se tranquilizó y se ve más al que sale para hacer deportes.

-Contanos de tu otro emprendimiento, ¿Cuándo comenzaste a realizarlo?

-Hace 13 años que comencé con las reuniones de tuppersex.  Al principio fue en cumpleaños, despedidas de soltera y divorcios. Iba a las casas con una valija donde llevaba los elementos que se ofrecen en un sex shop, como cremas, perfumes, lubricantes, ropa interior, disfraces y juguetes. Claro que eso era antes de la pandemia. Fui una de las pioneras, imagínense que no existían las ventas online ni Mercado Libre.

-A la gente le debe dar pudor entrar a un sex shop

-Sí, siempre están en lugares medios ocultos y mayormente los atiende un varón. A la mujer le da más vergüenza y no sabe qué preguntar. Es un universo tan amplio y hay tantas cosas, que si no te explican, no se entiende. Hay detalles a tener en cuenta sobre la higiene y cómo deben ser guardados los juguetes.

En sus inicios. Vanesa llevaba su “sex shopp” en una valija

– ¿Cómo ha sido tu experiencia en Puan?

-Hace alrededor de cinco años que vendo allá y mi mamá es la encargada. En esta actividad, es muy importante ser reservado.

-Hay muchos tabúes

-Sí, al principio fue difícil hablarle a mi mamá sobre los consejos que doy, pero ya lo superé (se ríe)

-¿En tus inicios, tuviste alguna persona que te guiara en este negocio?

-No,  comencé de caradura que soy. La primera vez, organicé una reunión en mi casa pero como clienta. Ahí observé a la vendedora y me di cuenta que también podía hacerlo y eran temas de los que yo sabía.

Cuando estoy en estas reuniones, hago un poco de stand up, chistes, para generar un ambiente más ameno. Son asesoramientos personalizados.

-Ahora en la pandemia, ¿Hubo un crecimiento de tu actividad?

-Sí, me sorprendió la cantidad de ventas que comencé a tener con todo esto. Lo que más se vendía eran lubricantes, lencería y perfumes, pero ahora con la pandemia la demanda de juguetes fue en aumento. Lo importante, es tener información y por eso comencé a realizar vivos en instagram para llegar a varias personas a la vez.

– ¿Cuántas personas te siguen en Instagram?

-Al principio eran 50, pero ahora son más de 700 mis seguidores.

-¿Cómo influye el precio del dólar en el costo de los productos? ¿Son importados o nacionales?     

-Trabajo más con productos nacionales. Los productos de afuera salen el doble o el triple y a veces son difíciles de conseguir. Los precios venían bastante estables pero ahora, cada vez que hago un pedido nuevo, debo aumentarlos en un 5 o 10 por ciento.

En Instagram podés encontrarla
en “Reuniones con Vane”

-¿Cuál es el producto más vendido?

-Es un lubricante neutro que sirve para todo y dentro de la gama de juguetes, “El torito”.

-En relación a los perfumes… ¿Cuáles son los aromas preferidos del hombre y de la mujer?

-Los preferidos de las mujeres son muy dulces e intensos, al estilo de los perfumes de Victoria Secret.  Después hay unas velitas que se venden para masajes que son tibias y se esparcen por la piel. El aroma más vendido es el de vainilla y gusta tanto a hombres como a mujeres.

En cuanto a sabores, las mujeres prefieren el chocolate y los hombres, frutos del bosque.

-Y en trajes… ¿Qué prefieren?

– Los más elegidos por las mujeres son los disfraces de colegiala, enfermera y mucama. Debido a la película, está en boga el de la Mujer Maravilla.

-¿Cuál es el rango de edades?

-Trabajo con todas las edades desde los 18 hasta los 70 años, pero se concentra más entre los 30 a 40. También tengo clientela de diferentes orientaciones sexuales, algo que te demanda estar siempre informada.

-Cuándo crees que tu rubro pueda liberarse en cuanto a las restricciones de la pandemia

-No lo veo fácil porque en las reuniones, por ejemplo, se prueban los perfumes y las cremas. Hay contacto, entonces no creo que este tipo de reunión se libere en el corto plazo.

-¿En dónde te puede encontrar la gente?

 En mi instagram: Reuniones con Vane. Este sábado pueden verme en mi canal de Instagram. (https://www.instagram.com/reuniones_con_vane)

También organizo reuniones por zoom.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.