Por mayoría: Desaprobaron la adhesión al Impuesto a la Riqueza

El proyecto de resolución fue presentado en el Concejo Deliberante por el Frente de Todos en la sesión del 25 de noviembre.

La iniciativa pretendía la adhesión del legislativo al proyecto de ley de “Aporte Solidario y Extraordinario a las Grandes Fortunas” que a nivel nacional obtuvo la aprobación en la Cámara de Diputados y ahora espera su tratamiento en el Senado.

El Bloque de Juntos por el Cambio decidió no acompañar la resolución.

Al momento de fundamentar la resolución, el presidente del Bloque del Frente de Todos, Emiliano Stadler, dijo: “Se trata de recaudar el dinero para pagar todos los gastos para el equipamiento de salud,  que tuvo una exigencia muy importante durante esta pandemia. Puan encuadra en esto porque, todos los insumos que vinieron de salud, dependen de la provincia y no vino de otro lado… o sí, porque hubo aportes que salieron del bolsillo de los ciudadanos e instituciones de nuestra localidad en los primeros meses de la pandemia”.

“Nación y Provincia debieron amortiguar este impacto y la recaudación será para solventar los gastos destinados a los 45 millones de personas que vivimos en este país. Con lo obtenido, también se apoyará a las pymes con subsidios y créditos, lo cual impactaría sobre nuestro distrito porque la mayor cantidad de trabajo es desarrollada por pequeñas y medianas empresas,” argumentó.

“Es importante entender hacia donde irá esta ley. También estará dirigida a urbanizar los barrios populares con obras que empleen a los vecinos, también para equipar a YPF y producir y envasar gas natural, además de financiar el relanzamiento del plan PROGRESAR destinado a posibilitar que los jóvenes  sigan estudiando,” enfatizó.

Stadler remarcó que la ley de aporte solidario y extraordinario “será por única vez”.

“Se aplicó en otros países, sobre todo en los europeos, justamente hacía esos que tanto miramos, y desde donde pareciera que deberían darnos cátedra. Y lo realizaron porque estamos viviendo un momento histórico en el mundo, una crisis económica creada por esta pandemia que dejó un tendal. Según estipula la ONU, se perderán más de 25 millones de empleos. Todos los entendidos dicen que reactivar semejante crisis llevará varios años.

Y en algunos países tomaron esta medida, sacarles una ínfima parte a las clases acomodadas. En Argentina, somos 45 millones de personas y este aporte extraordinario deberán hacerlo 12.000 personas,” explicó.

“Es la clase alta, la élite. Son personas con un patrimonio de más de 200 millones de pesos. A ese monto le quitan 2 millones, el valor de una Hilux. Se calcula sobre lo declarado, imagínense lo que implica lo no declarado,” cuestionó.

“Desconozco sinceramente cuántas personas en el distrito de Puan tienen un patrimonio personal declarado de más de 200 millones de pesos, tal vez haya alguna.  Si fueran dos personas, por ejemplo, deberían aportar al menos 2 millones de pesos para los 15.000 habitantes del distrito que no tenemos esa cantidad. Algunos somos empleados, otros estamos ejerciendo algún cargo público, pero muchos somos comerciantes. Incluso, a nosotros mismos, esto nos beneficia”, consideró.

“Desde nuestro espacio celebramos la media sanción en Diputados y esperamos que se concrete para que quienes más tienen den apenas un poquito por única vez, en este momento histórico del planeta”, manifestó al tiempo que solicitó el acompañamiento del proyecto de resolución para que “los beneficios lleguen a Puan”.

Dudas

Las ediles Ángeles Viñao y Patricia Zwenger pusieron en duda los alcances del proyecto de ley.

-Ángeles Viñao: “En otros países no ha dado resultado, porque donde se apuntaba como solución, no la traía. Acá se necesita un cambio, porque atosigar al pueblo con impuestos y más impuestos,  lleva a mayor evasión, fuga de capitales, a que las empresas se vayan del país, y aquellas que puedan llegar a venir, no lo hagan porque, en definitiva, trabajan para pagar impuestos. En nuestro país se necesita generar mano de obra legítima.

Cuando dicen que puede beneficiar a las pymes y comerciantes, sinceramente muchas medidas económicas tomadas en esta situación de pandemia no se vieron muy reflejadas. Si uno quería acceder a un crédito no calificaba por distintos motivos,  y lo solicitaba para seguir sobreviviendo porque uno vive del trabajo particular, más allá de contar con el beneficio de un sueldo público (de concejal)”.

“No sé cuánto dinero tendrá Cristóbal López,  por un lado le pedimos un esfuerzo a un sector, que sea solidario, porque si no serán los oligarcas malos con el resto de la sociedad. Y por otro, se otorga un subsidio fiscal a Cristóbal López.

No sé cuál será el destino final, yo me permito no creer en algunas cosas por lo que vengo viendo. Sí me gustaría que con lo recaudado a los que más tienen, se creen cooperativas de trabajo, porque cuando termine la pandemia, las personas actualmente beneficiaras por un IFE no van a tener 20 ofertas de trabajo.  Esto va a seguir, entonces no se si este impuesto solidario y extraordinario será por única vez o continuará”.

Tampoco se sabe si este aporte derivará en la creación de empleos genuinos, o hará que las personas ya no dependan del Estado para vivir; o cuando pase el Covid ya no deban recibir favores porque se creó un sistema serio donde se pueda vivir con más dignidad. 

Pareciera que estamos en contra de los 45 millones de argentinos, pero creemos en la existencia de otras maneras. Hoy la gente reclama más a los políticos  que a los grandes empresarios, y no nos podemos olvidar. Hay que escuchar a la gente. Si se piden  gestos, deben venir desde todos los sectores.”

“Seguramente esto terminará judicializado, generando otro caos en la Justicia sumado a los ya conocidos. Por estos motivos, sostenemos nuestra posición.”

Patricia Zwenger: “En la historia de Argentina se demuestra que muchos impuestos llegaron en medio de una emergencia económica y de manera temporal, aunque no siempre mantuvieron esa condición. Tenemos cuatro impuestos que, después de muchas prórrogas, año tras año, se fueron quedando. Ganancias, Bienes Personales, IVA y retenciones.

También, desde el 2001, está el impuesto al cheque que tiene su vencimiento en el 2022. A fin de este año, culminaba ese impuesto, pero se prorrogó. A partir de marzo, las retenciones de la soja aumentaron del 30 a 33 por ciento. El impuesto a las Ganancias, que a nivel mundial se paga, en Argentina está muy distorsionado por tantas modificaciones y gravámenes aplicados. Solo ver el anticipo de Ganancias que debe hacerse un año antes de tener la producción y la real ganancia, me parece terrible, porque uno no sabe si tendrá esa ganancia para pagarla al año siguiente.  

El IVA se dio en 1975 y se aumentó a un 13 por ciento y se dijo era por única vez , y finalmente quedó en el 21 por ciento.

En la Argentina, tenemos prórroga sobre prórroga en esos impuestos. A nivel mundial, nuestro país muestra una carga impositiva excesiva. Muchas veces, se le cierra la puerta a los inversionistas, porque es mucho lo que se exige de impuestos”.

Observaciones

Stadler coincidió en que esos impuestos llegan a la mayoría de la población. “También considero que el de Ganancias no tiene razón de ser,” dijo.

“Recuerdo la campaña de Mauricio Macri, una de sus promesas fue que ningún trabajador lo pague, pero después se incluyeron a más de 2 millones en ese gravamen.

Esos impuestos sí nos golpean a todos, pero en el caso del aporte solidario no es así porque aquel que tiene más de 200 millones sólo debe aportar 2 millones,” dijo.

“Me da la sensación que se busca una vuelta más a la oreja para argumentar algo que no se logra defender bien,” refutó.

“En Argentina, en un rato llegamos a esa cifra”

El concejal Nicolás Nervi, de Darregueira, cerró el debate, remarcando la negativa a aprobar el proyecto de resolución, ejemplificando que en el distrito de Puan, con un capital de 1000 hectáreas y algunas maquinarias, se puede llegar al monto del impuesto a la riqueza.

 “Cuando se habla de los 200 millones de pesos parece un número inalcanzable, que lo tienen unas pocas personas, pero para mí no es así. Una hectárea en el partido de Puan vale 2.000 dólares y si tomamos un dólar a 85, son 170.000 pesos. Entonces, un productor de 1.000 hectáreas tiene  un capital de 170 millones de pesos, y si le sumamos un tractor, un carro y una casilla pasa esa cifra. En este distrito tenemos muchos productores de 1000 hectáreas,” relató.

“En Argentina hablar de pesos por ahí parece muchísimo, pero en un rato llegamos a esa cifra,” señaló.

“Ganancias era para los que pasen los 80.000 pesos, hace un año atrás ese monto era muchísimo pero ahora lo paga un docente. Acá, en Argentina es muy raro ver impuestos extraordinarios y por única vez,” cuestionó

“Pagamos impuestos por pagar con tarjeta de crédito, por usar Mercado Pago, y hasta por los molinos eólicos en el sur,” concluyó.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.