Lucas Negro: “Más allá de las medallas, hay que ser buena persona”

En una entrevista con Todas las Voces Puan, el atleta puanense habló la apertura de la Escuela Municipal de Atletismo y de sus actividades deportivas en este año de pandemia. Respecto del comienzo de las clases, explicó que ya se abrió una preinscripción y solo queda esperar la orden de la Provincia para habilitar el seguro para los alumnos. Una vez logrado ese trámite, podrán comenzar el trabajo.

En cuanto a los protocolos aplicables a la actividad de los atletas, Lucas indicó que se habilita con un máximo de hasta 10 personas, y al ser un deporte al aire libre es más fácil de desarrollar. Del respeto a ciertos protocolos como el uso de barbijo, la disposición de alcohol en gel y la desinfección de elementos a compartir, dependen el inicio de las prácticas.

-Lucas… ¿A partir de qué edad se puede participar?

Desde los 6 hasta los 17 años.

-¿En lugar realizarán las prácticas?

Se van a desarrollar afuera del Polideportivo.

-¿Y la pista de atletismo?

Si está en condiciones la idea es usarla, pero por ejemplo, en salto en largo usamos la cancha de beach vóley porque cuenta con la arena necesaria para este tipo de pruebas.

-La escuela sería otra opción para los chicos que hoy no pueden practicar deportes grupales por la pandemia.

De hecho, por lo general, el fútbol abarca las preferencias de una gran mayoría. Lo mío es el atletismo y siempre quise formar una escuelita con chicos que intervengan de las distintas propuestas. Este deporte no implica solamente correr, hay carreras de velocidad, resistencia, con vallas, y diferentes tipos de lanzamientos y saltos. Brindamos una amplia variedad de actividades y es lindo trabajarlas. Así, se va conociendo este deporte, y el día de mañana, los chicos puedan participar de los Juegos Bonaerenses y conseguir alguna medalla, deseando que alguno pueda federarse y estar en campeonatos provinciales o nacionales.

-En tu caso… ¿Pudiste formarte en una escuela?

Éramos 7 u 8 chicos que nos entrenaban para participar de los torneos rionegrinos y Juegos Evita. Yo soy de Río Colorado, jugaba al fútbol, y en mi primera prueba atlética salí campeón provincial de velocidad y subcampeón en resistencia. Después, seguí de manera individual y fui conociendo a diferentes entrenadores: a una atleta de Choele Choel, después conocí a quien me formó. Después, en la provincia de Buenos Aires, llegué a ser campeón provincial y nacional.

-Con el paso de tiempo, seguramente recordás con cariño a aquellos entrenadores y en un futuro no faltará algún chico que guarde ese mismo aprecio por vos.

Sí, uno recuerda siempre a las personas que lo hicieron sentir bien, y por ahí quien dice que el día de mañana también pueda formar a un chico y con el tiempo me recuerde. Es lindo que suceda eso, que tengan presente cómo fueron preparados. Más allá que consigan destacarse o no como buenos deportistas, creo que antes de eso está el hecho de ser buenas personas. Mis entrenadores me enseñaron eso. Más allá de las medallas, hay que ser buenas personas.

-En medio de la pandemia y teniendo en cuenta que hubo algunas aperturas meses atrás, pudiste continuar compitiendo

En enero corrí un triatlón por equipos en Coronel Pringles y en febrero, una carrera de aventura, en la misma ciudad. En marzo, participé del campeonato provincial en Mar del Plata donde quedé en la quinta posición en la prueba de 1500 metros. Y al día siguiente salí Campeón Provincial en 3000 metros con obstáculos, habilitándome a participar del Nacional entre el 9 y 11 de abril, en Concepción del Uruguay. Por diferentes temas, no pude asistir, y para julio tenía previsto participar del selectivo argentino para el Sudamericano de Carrera de Montaña. Pero hace 10 días, confirmaron que se cancelaba por todo esto que pasa con la pandemia.

-En tu carrera tuviste la oportunidad de participar del Cruce de los Andes

La montaña me gustó mucho. En el 2015 pude cumplir ese sueño. Conseguimos una buena ubicación, conseguí el segundo lugar en la General y el primero en mi categoría. No es lo mismo que correr en el llano, pero me gusta mucho. Después, volví a realizar dos carreras en la montaña, una en el Cerro Catedral, donde gané en los 10 kilómetros, y la otra, en el 15K de Salomon, en Villa La Angostura, donde obtuve el tercer puesto en la General y el primero en mi categoría. Fueron experiencias que me gustaron.

El tema de los costos para viajar a competir y de inscripción, no son los mismo que los de una carrera en el llano. Por eso estoy abocado más a las competencias de calle y pista. Seguramente, alguna carrera de montaña volveré a correr. Este fin de semana del 8 y el 9 de mayo me voy a entrenar al Cerro Tres Picos.

En esta modalidad, el 80 por ciento lo transitás solo. Es uno y la naturaleza. Es incomparable. Puede gustarte ir a una carrera multitudinaria en Buenos Aires, pero cuando estás en el medio de la montaña, es una experiencia impagable.

-Otra de tus actividades es Puan Running… ¿Cómo te va con eso y cuántas personas se sumaron?

Por suerte, son varios adultos, este año cuando comenzamos la actividad estábamos en fase 4, y había alrededor de 30. Por diferentes temas, algunos se fueron, ya sea porque estudian en Bahía Blanca o por incompatibilidades horarias debido al comienzo de clases. Hoy son 24, divididos en dos turnos, cumpliendo así con lo determinado por la fase 3. Algunos no pueden asistir, pero siempre respetamos el protocolo establecido, con grupos de hasta 10 personas.

5 de abril: Puan Running cumplió 4 años (foto archivo)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.