Cultura

Caña con ruda: por qué se toma en ayunas el 1° de agosto

La caña con ruda se remonta a una tradición de origen guaraní.

El “carrulim”, como lo nombraban los nativos, era ofrecido por los chamanes de la región que abarca el norte argentino, el suroeste de Brasil y Paraguay. La fecha establecida era el 1° de agosto por dos razones.

En primer lugar, esto marcaba el inicio de uno de los meses más fríos del año, y el efecto que produce beber la caña con ruda es reconfortante. Además, la gente tendía a enfermarse por este clima adverso, entonces se recomendaba tomarlo acompañado de acompañado rituales.

Pero, la segunda cuestión por la cual la tradición dice que hay que tomarlo en este día específico es porque coincide con el Día de la Pachamama. En ese sentido, la creencia indica que si uno la sigue, gozará de buena salud y se ahuyentarán las malas energías.

Ahora bien, ¿cuál es la cantidad que se debe tomar? En respuesta a esto, no hay una medida “oficial”. Hay quienes beben tres sorbos, otros siete, mientras que algunos directamente se toman un vasito. Pero, lo cierto, es que hay que hacerlo en ayunas.

Cómo preparar caña con ruda

La receta de la caña con ruda fue variando a lo largo del tiempo. Sin embargo, la tradicional consta de tres ingredientes: el destilado de caña de azúcar blanca, las hojas de ruda macho, y jugo de dos limones exprimidos.

Pero la preparación no es tan fácil como se cree:

1. En primer lugar, en una botella de un litro de caña se debe colocar el jugo de dos limones.

2. Luego, hay que introducir un puñado de ruda machacada.

3. A esto se lo debe guardar en un lugar oscuro, y dejar macerar por al menos un mes.

La evolución del brebaje

Originalmente se utilizaban licores fabricados con chañar, patay, tunas o algarroba, a los que se les agregaba la contrayerba o hierbas medicinales. Con la llegada de los europeos, los componentes fueron mutando hasta conformar la receta que hoy conocemos.

La introducción del cultivo de caña para la fabricación de azúcar, en la época de la colonización española, empezó a producir paralelamente el aguardiente de caña. A esto se le sumó la llegada de la ruda a América cuyas capacidades medicinales no pasaron desapercibidas.

A esta combinación de planta y bebida, el imaginario guaraní le fue adjudicando propiedades y virtudes. De allí derivó la creencia popular que considera a la caña con ruda como un conjuro contra la envidia y la mala suerte. Este brebaje se consume “para espantar los males del invierno”.

Fuente: Ministerio de Cultura

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar