Cultura

1912: “Puan contempla por primera vez un sufragio legal”

Como ya habíamos tratado en una publicación anterior, el periódico El Puanense dejaba impreso en sus páginas un hecho fundamental para la historia argentina: las primeras elecciones libres. Si bien fueron del ámbito legislativo, tuvieron una significancia especial ya que el 7 de abril de 1912 se aplicó por primera vez la Ley Sáenz Peña, que garantizaba el voto universal (masculino), secreto y obligatorio.

Días después, en la edición del domingo 11 de abril de 1912, destaca el cambio institucional y repudia el comportamiento del Partido Conservador, que anteriormente, el 31 de marzo, en los comicios legislativos provinciales aún no alcanzados por la nueva ley, habría propiciado el fraude.

“La elección, se desarrolló tranquilamente, sin discusiones ni inconvenientes. Los electores, munidos de sus correspondientes libretas de enrolamiento, votaban por sí mismos, y una sola vez hecho novedoso para muchos de nuestros paisanos, sin nociones de civismo ni conciencia de su responsabilidad.

(…) La legalidad y la corrección se habían dado cita en los comicios desalojando las prácticas malsanas y vergonzosas de las mesas escrutadoras formadas sin control por los oficialismos impuros,” destaca el periódico sobre aquella elección nacional bisagra.

Editorial de El Puanense: “Puan contempla por primera vez un sufragio legal

(*) El 31 de Marzo votaban en Puan por el partido Conservador, 1017 electores y su jefe local se hacía una crónica en su periódico, donde hablaba de los valiosos elementos que le responden. ¡Qué burla más sangrienta de sí mismo y que ridículo mas cáustico para él y su causa! El pueblo se ríe á mandíbula batiente y no puede menos de preguntarse: ¿Cómo explicará ahora su colosal prestigio ante el fracaso del 7 de Abril?

En las altas esferas del gobierno tendría que ir á mendigar el perder á su sed furiosa de puestos públicos que ofuscaron su ignorancia para forzar hasta lo increíble la máquina de fraude que se ha evidenciado en forma irrefutable y que es la única razón de ser de sus triunfos y de sus falsos prestigios.

El pueblo lo sabe y se ríe; el pedestal de barro en que reposaba la máquina electoral, se ha derrumbad estruendosamente.

Las elecciones realizadas el Domingo último han sido una revelación para nuestro pueblo; la presentíamos así lo hemos venido sosteniendo con la energía de nuestras convicciones. Ellas dejan sentada esta primicia: la caída fatal é inevitable de una oligarquía bochornosa y el triunfo cercano de la causa popular.

Instalaciones de comicios. Sin ninguna dificultad y al amparo de una ley que garantice la pureza de sufragio, se instalaron los comicios 1 y 2 en este pueblo presididos respectivamente por el Dr. Manuel V. Cisternas y el Escribano Sr. Santiago G. Viale. La Unión Nacional y el Partido Conservador tenían representados sus partidos por sus respectivos apoderados.

La elección, se desarrolló tranquilamente, sin discusiones ni inconvenientes. Los electores, munidos de sus correspondientes libretas de enrolamiento, votaban por sí mismos, y una sola vez hecho novedoso para muchos de nuestros paisanos, sin nociones de civismo ni conciencia de su responsabilidad, que concurren á una elección para quedar bien con el que manda y no sufrir entorpecimientos los demandos de las autoridades.

La legalidad y la corrección se habían dado cita en los comicios desalojando las prácticas malsanas y vergonzosas de las mesas escrutadoras formadas sin control por los oficialismos impuros.

Concurrieron a la lucha electoral, el oficialismo y la Unión Nacional en la que por todos conceptos le corresponde el honor de la jornada, pues debido á su fiscalización eficaz el partido de Puan ha presenciado por primera vez una elección de verdad donde no se volcaron escandalosamente los padrones.

El partido Radical congregó a última hora sus elementos y aunque sin organización de ninguna clase se sintió contagiado por el ambiente de regeneración que ha provocado la acción decidida de la Unión Nacional y envió á las urnas un buen número de sus partidarios.

La Unión Nacional no se adjudica el triunfo como cómputo de votos. Su organización reciente y las muchas dificultades para instruir á sus correligionarios en el sentido de indicarles la mesa que le correspondía le han opuesto serios obstáculos, pero la parte moral, el control eficaz para evitar los injertos, su voluntad de imprimir al acto electoral una intachable corrección, obligando a respetar la ley, esta parte es su obra indiscutible. A ella pues le debe Puan el insigne honor de haber presenciado una elección cierta.

Los 1017

Sí preguntamos de nuevo ¿y los 1017 del 31? y las filas compactas y sin claros del Partido Conservador ? ¿Y el e cariño del pueblo a quien precisó formar un comicios de empleados y subvencionado para derrotar la oposición?

¿y la popularidad de un partido que ha tenido como fiscales, provinciales y municipales? Los hechos son argumentos incontestables -ahí están consumados y entregamos al pueblo de la provincia   entera los datos que le servirán para  juzgar los hombres que se han instituido en sus representantes para darles leyes y escarnecerlos en sus más sagrados derechos.

Un caudillo consecuente….

Los adherentes al Partido Conservador experimentaron más de una sorpresa al conocer el resultado del escrutinio de las elecciones puanenses. Los grandes cartelones con que se pretendió cubrir el vibrante manifiesto de la oposición, resultaron como siempre; puro papel pintado. El Partido Conservador, el que obtuvo 1017 votos el 31, apenas si aparecerá en el escrutinio.

El caudillo, que habla de disciplinas partidistas y que tacha de inconsecuentes a los que lo combaten, se ha desdoblado, la lista que publico, de candidatos del Partido Conservador, no fué votada por él ni por sus partidarios. Se acomodó a última hora con una Lista Popular que sin duda le garantizó sacarlo á flote del planchazo de los 1017- helo pues a nuestro caudillo famoso conservador, víctima de los errores que le venimos atribuyendo en el ocaso de su carrera política.

Créanos diputado ha sonado la hora de su caída. Retírese a tiempo, el ostrasismo voluntario es el gran recurso de los fracasados.

Cómputo de sufragantes

Según los datos conocidos, sufragaron en los cinco colegios electores que funcionaron en el Partido de Puan, 564 electores.

Divídanse estos entre el oficialismo y los valiosos elementos de la Unión Nacional, los radicales y los cívicos que votaron con listas especiales; téngase en cuenta que el voto obligatorio y formule el pueblo la calificación que merece un titulado caudillo que el Domingo anterior se adjudica para la elección provincial 1017 votantes

*Edición del domingo 11 de abril de 1912. Título y texto de El Puanense.

Marco Histórico

El fin del fraude significó un notable avance hacia la democracia en la Argentina y la posibilidad de expresión de las fuerzas políticas opositoras que habían sido marginadas del sistema por los gobiernos conservadores.

En las primeras elecciones libres llevadas adelante en la Argentina, en el mismo año 1912, la bancada socialista creció notablemente y se sucedieron los triunfos radicales en Entre Ríos y Santa Fe. Aumentó notablemente la participación electoral, que para 1914 llegó al 62,85 % del padrón total, mientras que en las últimas elecciones anteriores a la Ley Sáenz Peña apenas había llegado al 5 por ciento. (1)

Se debían renovar 65 de los 120 diputados nacionales. Una de las novedades fue el resultado logrado por el Partido Socialista obtuvo 2 diputados y 1 senador. Hasta entonces, Alfredo Palacios era el único diputado del partido (el primer político socialista del continente americano en obtener un escaño en una legislatura), siendo electos en esta ocasión Alfredo Palacios y Juan B. Justo (2)

El resultado fue una victoria para el Partido Conservador, que obtuvo 15 diputados. Sin embargo, también se destaca el avance de la Unión Cívica Radical, que abandonó su habitual abstencionismo y obtuvo 13 diputados.

(1) Pigna, Felipe. Roque Sáenz Peña: “Quiera el pueblo votar” – El Historiador

(2) Elecciones legislativas de Argentina 1912 – Wikipedia.

Foto de portada ilustartiva: Estampilla 100 años de la Ley Sáenz Peña

Nota relacionada:

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar