Alerta meteorológico: pronostican un temporal de fuertes vientos

Clima 07/10/2022 . Hora: 19:41 . Lecturas: 9

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta amarillo para hoy y otro alerta naranja para mañana para Bahía Blanca y la región. 

 El alerta amarillo, explica el SMN, requiere estar informado sobre "posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas".

El mapa de alertas del SMN para este viernes.

El nivel naranja, por su parte, indica que "se esperan fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente" y llama a prepararse para ello.

De acuerdo con el Sistema de Alerta Temprana (SAT) del SMN, a partir de la tarde/noche de hoy, Bahía y la zona se verá "afectada por vientos del sector oeste que luego rotarán al sudoeste con velocidades entre 40 y 60 km/h, con ráfagas que podrían superar los 80 km/h".

Esa situación climática se acrecentará desde el mediodía del sábado, cuando los vientos del sector oeste asciendan a "velocidades entre 50 y 80 km/h, y ráfagas de 90 km/h o superiores", precisa el SMN. Para ese momento rige el alerta naranja. 

Desde el área de Defensa Civil se precisó cómo evolucionará la situación climática en Bahía Blanca. Según informaron, durante la tarde del viernes, "comienza a entrar un frente frío de origen polar a 1.500 metros de altura" y se esperan para la noche lluvias leves. 

El sábado será frío, con posibilidad de lluvias y muy ventoso. "Va a estar toda la costa sudoeste y sudeste en alerta. Desde Monte Hermoso y Pehuen Có hasta Necochea, pueden llegar a tener ráfagas de 90 a 110 km/h", precisó el ente de seguridad.

El viento comenzará a aumentar su intensidad desde las 7 de la mañana, con períodos de entre 35 a 40 kilómetros por hora, esperando ráfagas de 55 a 75 km/h. Su intensidad más alta, según Defensa Civil, será entre las 11 y las 14. 

Durante la tarde las ráfagas irán bajando de a poco la intensidad y "desde las 19 ya no generaría problemas".

Fuente lanueva y Servicio Meteorológico Nacional