Entrevistas

Hugo Ruesga: “La gente confía plenamente en la organización de la Fiesta”

Con un nivel de concurrencia pocas veces visto, pasó la 35° edición de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera.

En el 2021, la pandemia provocó la ruptura en la continuidad de este tradicional evento y era previsible que su retorno fuese convocante, pero la concurrencia de público, sobre todo el viernes y el domingo, superó todas las expectativas. En esto jugó un papel importante la apuesta por artistas probadamente taquilleros de la jerarquía de Abel Pintos y Los Palmeras. El whitense permanece en la cúspide de su carrera y los más altos exponentes de la cumbia santafesina vienen subidos a una enorme ola de popularidad, con éxitos musicales que movilizan a multitudes.

Hugo Ruesga, Presidente de la Comisión Permanente de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera, se mostró muy conforme con el resultado de  la edición 2022.

“La fiesta es reconocida a nivel nacional, grandes figuras han pasado por aquí y también managers de reconocidos artistas como Lino Patalano, que supo representar a Facundo Cabral”, consideró.

En diálogo con este diario digital, Ruesga elogió la magnitud de la afluencia de público al predio durante este último fin de semana. Consultado acerca de si recordaba algún antecedente de tanta gente a la Fiesta, recordó que, cuando vino Soledad, se dispusieron unas 5500 sillas.

“Completamos el anfiteatro, ahora colocamos 2500 y el resto del espacio se ocupa con reposeras que lleva la gente, con lo cual la superficie abarcada cambia. Tanto el viernes como el domingo no podías caminar dentro del anfiteatro.

Por eso, siempre es importante la venta de entradas anticipadas porque posibilita que la Fiesta se siga haciendo.

En los próximos días vamos a saber con exactitud los números, a través de la gente que trabajó en el ingreso. Vendimos 4500 entradas sin saber qué artista iba a venir. Esto es muy importante porque te da un respaldo económico. La gente confía plenamente en la organización de la Fiesta”, admitió.

-Hugo… Después de casi dos años de pandemia, traer espectáculos tan importantes no es poca cosa.

Se intenta traer los espectáculos más renombrados y a veces no se pueden conseguir los que uno quiere, sino lo que se puede. No solo desde lo económico, sino también logísticamente. Abel Pintos tiene 100 ofertas por fin de semana, después de haber venido a Puan se fue a Cruz del Eje y de ahí a Diamante, recorre una gran cantidad de kilómetros. Le queda mucho más cerca hacer cualquier otro recital en Santa Fe o Córdoba y no venir al sudoeste de la Provincia de Buenos Aires. Nosotros estamos lejos de todo y eso complica bastante.   

En cuanto a Los Palmeras, hacía años que estábamos insistiendo para traerlos y cuando dijeron que sí, hablamos con los dos managers, no pudimos tomar la decisión de dejar afuera a uno de esos dos espectáculos. Decidimos ir por los dos, era una apuesta económica alta pero la gente respondió con creces y creo que vamos a tener un buen resultado económico.

-Estimativamente… ¿Han calculado cuánta gente pasó por el predio durante el fin de semana?

Es difícil, porque la gente que no tiene  el abono anticipado elige venir uno, dos, tres o cuatro días, según sea el caso. El sábado tuvimos mucha gente pero una multitud el domingo.

Hay gente de la zona que tiene la entrada anticipada pero no viene los cuatro días, elige a qué jornada venir. Uno de los problemas que tenemos es el de alojamiento y eso no se va a solucionar.

Si hubiéramos tenido mil o dos mil camas más ese día, seguro tendríamos dos mil espectadores más. No todo el mundo puede venir en carpa o casilla. Los más jovencitos y la gente mayor son los que preguntan por el alojamiento. Enseguida estuvieron totalmente cubiertas la capacidad de ocupación de ciudades cercanas como Coronel Suárez y Carhué. La capacidad de alojamiento que tenemos en el distrito y la zona excepto Carhué, es poca.

-Se genera un impacto económico local y también alcanza a la zona. Eso habla de la magnitud de la fiesta.

Entidades intermedias y cooperadoras de los colegios nos decían que el año anterior lo habían sentido económicamente. Así que es muy grato que hayan trabajado mucho  y obtenido un buen resultado económico. La Fiesta no es todo pan y circo, a Puan le debe dejar un dinero.

-Por todo lo que uno ve, la Fiesta no tiene techo. Pensando en el año que viene, teniendo en cuenta convocatoria de esta edición, planean realizar alguna reforma o mejora en el predio.

No tenemos ni idea. Hoy estamos cerrando esta y tratando que den bien los números, es como cuando finaliza un campeonato y hay que festejar, porque después no vas a saber qué  pasará en el próximo.

-¿Dónde se hospedaron los artistas?

Siempre se alojan en Pigüé. En Puan se hospedaron Carlos Gómez, Socodato y la gente de la jineteada.

-Si bien hay un trabajo en equipo, según su gusto personal… ¿A qué artista le gustaría ver sobre el escenario de la Fiesta?

-No me guio por gustos personales, sino por lo que le gusta a la gente. Si me decís cuál me hubiera gustado traer a través del tiempo, te digo Sandro. Lo intentamos varias veces y ya no actuaba en al aire libre, sí hacía el Gran Rex.

Creo que por la fiesta han pasado todos y aquellos que convocan. Todo tiene que ver con eso, si viene Abel Pintos 10 veces seguidas, las diez veces convoca lo mismo. Tiene seguidores, viene gente de muy lejos. Hay otros que son excelentes pero no venden entradas, esa es la realidad.

-¿Algún mensaje que desee agregar?

Gracias por difundir la Fiesta y por la onda positiva. Prometemos modificar errores, por ejemplo, el acceso al predio el viernes fue muy lento porque vendimos muchas entradas anticipadas por Mercado pago o por transferencia bancaria. Toda esa gente fue a retirar su ticket en la boletería. Deberíamos haber habilitado otra boletería alternativa, por ejemplo en la terminal de micros, así cuando llegaban al predio hubiese sido todo más ágil.

También sucedió el domingo, en el regreso a casa. Había una alternativa: salir por el camino pavimentado u otros dos más. El tramo que va a San Miguel (y doblar a la derecha hacia la cancha de Tiro), y el otro, por la costa de la Laguna, sobre la quinta de Villar.

Como había mucho polvillo, decidimos diagramar la circulación vehicular por pavimento y fue un error. El próximo año pondremos el camión regador para efectivizar salidas por tierra, y hacer todo más ágil.

La fiesta salió bien, pero al otro día lo que más bronca te da es haber tenido errores como estos en la parte organizativa.

*Foto de portada. Ruesga junto a Catalina Balcarce, la Reina saliente.

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar