TURISMO

Cosmética bonaerense a base de cerveza negra, olivo y fango

Tres emprendimientos de la Provincia elaboran productos para cuidar y nutrir el cabello y la piel del cuerpo y rostro, en armonía con el medio ambiente y sin testeos en animales. En los municipios de Alsina, Mar Chiquita y Coronel Dorrego, estos productos regionales generan fuentes de trabajo y dan impulso a la economía local.

Las materias primas que utilizan tienen desde su origen un tratamiento sin pesticidas ni agroquímicos, mientras que cremas, shampoo, emulsiones y jabones están libres de parabenos, sulfatos, sal y derivados de petróleo. Por tratarse de productos naturales se desarrollan a escala artesanal.

Agua y fango de Epecuén

Desde chica Cecilia Audici disfrutaba cuando preparaba lociones para el cabello con  distintos tipos de hierbas. Durante su adultez se fue a vivir a Carhué, partido de Adolfo Alsina, y advertida de las propiedades de las aguas y del fango del lago Epecuén comenzó con un nuevo proceso de experimentación cosmética.

“Empecé con las pruebas de elaboración, fue un trabajo empírico y arduo porque no existían antecedentes en esta zona”, contó la cosmiatra que desde hace treinta años incorporó estos elementos a su trabajo y hoy lleva adelante Esencia Termal -IG: @esenciatermal-.

Audici produce jabones, serum antiage, fango capilar, mascarillas faciales, protectores solares, gotas y aguas termales con propiedades antiinflamatorias, regeneradoras y purificantes.

 “Los productos son ricos en oligoelementos y minerales que ayudan a producir una intensa renovación de la piel”, explicó la especialista. Además, el agua y el fango son aliados efectivos en los tratamientos contra el acné, por la presencia de azufre en su composición. 

La experta indicó que los dos elementos funcionan bien en todo tipo de piel con precaución en los casos de rosácea o de alguna sensibilidad cutánea específica.

Los productos se pueden adquirir a través de la tienda on line en  esenciatermal.com.ar

La alquimista de la cerveza

En la localidad de Mar de Cobo, municipio de Mar Chiquita, María Elena Lludgar está al frente del Almacén de Aromas -@IG: @yayaromasmardecobos-, un emprendimiento de cosmética natural que combina las fragancias del Atlántico y los beneficios de la cerveza.

En este destino bonaerense, epicentro de la Ruta de la Cerveza, María desplegó los conocimientos que había investigado a través de familiares tanto en otras provincias argentinas como en Europa, sobre los posibles usos de la cerveza en productos para la piel. Así, arribó al diseño de la línea spa cervecera.

Su amor por la química la impulsa a experimentar y buscar el equilibrio de densidades y aromas. María Elena produce sus propios oleatos con las plantas de aloe vera, jazmín, lavanda y verbena que habitan en el jardín de su casa. Además trabaja con aceites de almendras, de jojoba, de argán y de manteca de Karité,  importados desde España, Perú, Marruecos y África, sucesivamente.

Los jabones se elaboran con cerveza negra y rubia. Para ser utilizadas, la primera solo requiere de la extracción del alcohol, mientras en la segunda se debe interrumpir su proceso de maduración. Entre las variedades que ofrece el almacén figuran los de cerveza y extracto de avena, con hojuelas para exfoliar la piel, y la versión apta para celíacos donde el romero reemplaza al cereal. 

Por otro lado, las emulsiones corporales de cerveza son preparadas con oleato de aloe vera, aceite de almendras, fragancia de verbena y benjuí.

Para Lludgar, la cerveza negra es la mejor porque nutre, humecta y revitaliza la piel. Por ejemplo, el shampoo sólido elaborado a base de esa bebida fortifica el cabello y le aporta volumen. La especialista también explicó que los granos de lúpulo y cebada eliminan las células muertas del cuerpo. 

Las bondades del olivo

Olea Fragrans -IG:@oleafragrans– es una propuesta familiar cosmética basada en el aceite de oliva Olio Pampa que se elabora en el establecimiento Don Gastón de Coronel Dorrego.

“Todo surgió a partir de un viaje a Israel donde visité empresas que producían cosmética con aceite de oliva”, relató Dora Pastorino, ingeniera agrónoma a cargo de Olea Fragrans.

El olivo protege la piel de los efectos negativos de los radicales libres por su gran poder anti age gracias a la vitamina E, los ácidos grasos y al hidroxitirosol, uno de los antioxidantes naturales más potentes, que la componen.

El emprendimiento propone una amplia diversidad de productos que incluye jabones de aceite de oliva con esencia de verbena, y otros con lemongrass: son hipoalergénicos y para todo tipo de piel, incluso en los casos de eczemas, acné, psoriasis y caspa.

También cuenta con crema de manos, shampoo, acondicionador, emulsiones corporales, cremas faciales diurnas y nocturnas, leche de limpieza, una línea solar, tónico facial y máscara de belleza cuyo componente principal el orujo, último producto de la molienda de la aceituna y de la extracción del aceite. La mascarilla genera un efecto peeling porque contiene el carozo finamente molido.

“Las preparaciones se elaboran principalmente con las variedades suaves de aceite de olivo como la arbequina, aunque también se usa el nevadillo”, detalló Pastorino, quien recientemente incorporó un jardín de aromáticas para realizar sus propios preparados con extractos de plantas e hidrolatos entre los que se destacan el de rosa damascena, utilizado para tónicos en piel sensible.

Los destinos turísticos de la Provincia sorprenden con paisajes y experiencias durante todo el año, entre los que se encuentran la visita a estos tres emprendimientos de cosmética natural producida a partir de materia prima propia del territorio bonaerense, que además de promover la salud y el cuidado del medio ambiente, generan fuentes laborales y diversifican el desarrollo de la producción local. 

Crédito fotos. Esencial termal / Yaya Almacén de Aromas /Olea Fragrans

Texto. Turismo Provincia de Buenos Aires

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar