PUAN

Celebraron 40 años de la llegada de las Hermanas Italianas

Mediante una Misa Solemne, realizada en la Iglesia del Monasterio Santa Clara, la comunidad católica de Puan celebró los 40 años de la llegada de las Hermanas Italianas a tierra Argentina.

La ceremonia religiosa fue presidida por el Arzobispo, Monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa, quien estuvo acompañado por el obispo auxiliar, Jorge Wagner; en representación de la provincia San Francisco Solano, participó el definidor provincial Fray César Sosa, y el delegado para las Hermanas Clarisas, Fray Jorge Ballarati, y el párroco de la Inmaculada Concepción de Puan, Fray Roque Landart.   

Durante la celebración, las religiosas recibieron una placa conmemorativa de manos del delegado Franco Ebertz y del Director de Asuntos Institucionales y Gobierno Abierto, Lisandro Koller, quien además dio lectura a la salutación del intendente Castelli, que por cuestiones laborales y personales no pudo asistir.

Al finalizar, hubo una presentación de violín y luego compartieron un refresco a la Canasta.

Monasterios en Argentina

La Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara es uno de los institutos religiosos de la Segunda Orden de San Francisco para religiosas, fundada por san Francisco de Asís y santa Clara de Asís en 1212.

En la Argentina cuenta con cinco monasterios: en Corrientes, en Moreno (Buenos Aires), en Puerto Esperanza (Misiones), en Resistencia (Chaco) y el de Puan (Buenos Aires)

Orígenes

Por pedido del Concilio, en el año 1973 la Federación de las Clarisas Marcas -Abruzzo (Italia), pensaron en la posibilidad de fundar un monasterio en la Arquidiócesis de Bahía Blanca, ya que en esta región estaban los hermanos franciscanos originarios de dicha provincia italiana. El Monasterio debería ser el corazón de un centro Mariano de espiritualidad de la Guardia de Honor del Inmaculado Corazón de María.

Puanel lugar elegido

En marzo del 1973 el padre Tazzelli ofm (provincial de Las Marcas), se entrevista con Monseñor Jorge Mayer, arzobispo de Bahía Blanca, quien recibe con alegría la propuesta, dado que en la Arquidiócesis no tenía ninguna presencia de vida contemplativa y de clausura.

El lugar elegido fue Puan, lugar donde se consiguieron los terrenos para comenzar la obra entre fines de 1974 y principio de 1975.

En política y economía hubo grandes cambios, tanto en Argentina como en Europa. El petróleo aumentó muchísimo y la economía se agravó, lo que provocó el paso de los años sin que el proyecto pudiera realizarse.

En 1980 se realiza en Argentina el Año Mariano Nacional, y al mismo tiempo Bahía Blanca está preparando el Año Mariano Misional Arquidiocesano a realizarse en 1981. En aquella ocasión el Arzobispo Mons. Jorge Mayer, siguiendo las líneas del Concilio Vaticano II, desea una fundación de vida contemplativa para la Arquidiócesis, como fruto del año Misional.

Al enterarse de esto los hermanos franciscanos, Padre Pascual Di Saverio y P. Lamberto Franccioni, se entrevistan con el Arzobispo de Bahía Blanca y le recuerdan que ellos ya tienen el terreno para una fundación y que existe la posibilidad que la Federación de las Clarisas Marcas – Abruzzo designen algunas hermanas.

Monseñor Jorge Mayer encarga a los frailes la tarea de conseguir la comunidad.

Se cursa en nombre del Arzobispo de Bahía Blanca el predio para la fundación a las Hermanas Clarisas de la Federación Marcas-Abruzzo de Italia.

La Federación envía a los distintos monasterios federados una carta circular pidiendo hermanas disponibles para fundar en Puan (Bs. As.), un nuevo monasterio. De las dieciséis hermanas que se presentaron para la nueva fundación se eligieron seis, sin embargo una de las hermanas no pudo partir por causas de fuerza mayor surgidas en su monasterio.

El 30 de abril de 1982 arriban a la Argentina las cinco hermanas procedentes de Italia acompañadas por el director de las Misiones de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, padre Ángel Caparella. Sor María Rosa (Monasterio de Atri); Sor María Asunta (Monasterio de Pollenza); Sor María Pía (Monasterio de Chieti); Sor María Gabriela y Sor María Clara (Monasterio de San Severino).

El 22 de mayo del mismo año, llegan a Puan. Durante ocho años vivieron en el pueblo en un monasterio provisorio, mientras se construía el Monasterio definitivo en el Cerro de la Fe, a 3 km del pueblo; el cual se inauguró el 18 de marzo de 1990.

Fuente. Archivo TLVP / Web Franciscanos: Historia de la comunidad monástica de Puan

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar