EntrevistasLegislativas

Impulsan un proyecto para mantener el asfalto de las localidades

“No queremos que dentro de cinco años el asfalto de Puan esté como el de Darregueira”, señaló el concejal Diego Reyes.

El edil de Juntos, junto al Ing. Marcelo Baratcabal, colaborador del espacio, dieron detalles de un Proyecto de Ordenanza que apunta a establecer como política de Estado el mantenimiento preventivo del pavimento de las localidades.  Baratcabal calificó de “preocupante” el estado actual del asfalto de Darregueira.

El Ing. Baratcabal especificó que el deterioro natural del pavimento comprende diversas etapas. y está la opción de invertir en cada una de ellas para disminuir mayores costos futuros y evitar la destrucción total del material.

“La idea es sentar un precedente legal para que, de ahora en más, cada gestión municipal, se ocupe de mantener el asfalto en condiciones”, señaló.

Y agregó: “no podemos esperar a que el pavimento explote. Lo que nos cuesta hacer un mantenimiento preventivo es muchísimo menor, comparado al del mantenimiento correctivo. El responsable de Obras Públicas podría acceder a herramientas de evaluación, para ir a solicitarle al intendente la necesidad de reparar calles y así evitar los efectos del desgaste que se produciría si la situación de deterioro se mantiene a través de los años

Si desde el Concejo, legislamos en favor del mantenimiento preventivo, sería una forma de comprometer al Ejecutivo para que lo incluya en su agenda de trabajo.

-Más allá del Proyecto, si se evalúa el estado actual del asfalto en el distrito, la inversión para repararlo debería ser millonaria

Marcelo Baratcabal: Si van a Darregueira no lo van a poder creer. La idea es implementar estas tareas de prevención como una política de Estado que no dependa de la voluntad del funcionario de turno.

Si hoy trazo un plan y registro las grietas presentes en las calles, voy a saber que si nos las trato en el corto plazo, dentro de 3 años habría un 75% de chances de ver a esas grietas transformadas en pozos. Pero si pongo manos a la obra, veremos ese porcentaje reducido al 1%.

Lo que nos cuesta hacer grandes reparaciones, como los bacheos profundos, se reduce notablemente cuando detectamos las falencias a tiempo y operamos sobre ellas. Aun más si hacemos un correcto sellado de fisuras y grietas. El ahorro de recursos sería enorme.

No es necesario llegar a este punto, con calles explotadas que implicará una millonada de pesos reparar.

Como sociedad no somos afectos a prever y a invertir en mantenimiento. La diferencia está en que cada cual en su casa puede hacer lo que quiere, pero acá hablamos de recursos públicos. Los funcionarios deben optimizar esos recursos. Es una cuestión de sentido común.

-¿Cómo funcionaria este mantenimiento preventivo?

Una o dos personas de Obras Públicas, equipados con solo una cinta métrica, durante algunas semanas harían un monitoreo del pavimento de las calles de todo el distrito. El proceso contempla la calificación de cada cuadra. Los baches, las fisuras, las grietas, el tamaño y la profundidad, todo eso se volcaría en una planilla. Luego, la información se haría más precisa,  en una planilla por cada cuadra clasificada. El resultado del relevamiento aparecería diversificado en cinco categorías, con pavimentos en buen estado, sin necesidad de mantenimiento. En el orden de prioridad le seguirían, aquellos con “necesidad de mantenimiento en los próximos tres años”; luego los asfaltos que requieren un “mantenimiento menor inmediato”, para después pasar a la categoría “mantenimiento mayor inmediato”, finalizando en los tramos necesitados de reconstrucción total.

Esta operatoria, permite planificar costos operativos para el año siguiente, porque el análisis ya está hecho. Podes anticiparte a los fondos que vas a necesitar. Y si no los tenés, al menos vas a contar con una lista de prioridades.

-¿Qué destino tuvo el proyecto?

Diego Reyes: pedí que pase a comisión porque me interesa el aporte de todos para mejorarlo. Espero la participación de la gente de Obras Públicas. Queremos dejar una política de Estado, optimizando la inversión y disminuyendo gastos.

No queremos que dentro de cinco años el asfalto de Puan esté como el de Darregueira. Si eso pasara no contaríamos con recursos propios para repararlo, dependeríamos del dinero llegado desde Nación o Provincia. Y, lo más probable es que no podamos hacer demasiado. Por eso, lo ideal es ir un paso adelante.

Probablemente me digan: “hoy no están los recursos que exigen esos arreglos”. Pero al menos, en lo que falta del año, capacitemos al personal y comencemos con el relevamiento del estado de los pavimentos del distrito.  Se trata de ganar tiempo y visibilizar la problemática a tiempo. La planificación del presupuesto es injerencia del Legislativo, aunque después su ejecución sea cosa del Ejecutivo. Aunque no puede ser que hoy la Secretaría de Obras Públicas tenga recursos solamente para pagar sueldos.

M.B: Y que no sean las delegaciones las que deban dar respuestas a estas demandas, con el delegado saliendo a tapar los pozos como puede. Estas tareas deben centralizarse en la Secretaría de Obras Públicas, con un presupuesto propio y capacitada para hacer los trabajos.

-¿Esto que ustedes explican es aplicable a las rutas del distrito también?

D.R: Las rutas del interior que conectan las localidades entre sí, excepto la Ruta Nacional 35, son asunto de Vialidad Provincial.

Para sellar fisuras en el pavimento, la maquinaria necesaria es muy simple. Se requiere una suerte de compresor que va trabajando sobre la fisura e inyectándole un polímero que la recubre para evitar la filtración de agua. Si las rutas del distrito contaran con esta intervención, Vialidad de la Provincia podría subcontratar al municipio para que este ejecute la labor por sí mismo o bien la tercerice. Si a Vialidad le informás del estado de algún tramo de ruta y le confirmás que lo podés hacer vos, no te van a decir que no.

-¿Tiene fe en que lo acompañarán con la aprobación?

D.R: Se aprobó el pase a comisión. Ahora hay que trabajarlo.

-Al menos quedó el compromiso entonces…

D. R: La política debe brindar soluciones a la gente, y éste es un proyecto abierto a la participación de todos los sectores. La idea es que sea una medida permanente, para que dentro de 20 años no sigamos con los asfaltos rotos. Pero para que eso no suceda, el Ejecutivo debe tener una normativa que lo impulse a realizar el mantenimiento preventivo.

Otros temas de la entrevista

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar