Un artista pringlense aportó un grabado en roble al Monasterio

Lo realizó el escultor Roberto Mandrini y tiene 1,80 X 80 mm. Este domingo fue recibida por el Padre Pascual en el Mirador Millenium, donde también se encuentran otras obras en mármol del mismo artista.

PUAN 30/01/2024 . Hora: 13:10 . Lecturas: 103
Un artista pringlense aportó un grabado en roble al Monasterio
Un artista pringlense aportó un grabado en roble al Monasterio

A principios de 2020, Roberto Mandrini, a solicitud del Padre Pascual, daba comienzo a los relieves, en un mismo tablón, de las imágenes del Papa Juan Pablo II, junto a la Santísima Virgen María.

En una de las caras del tablón, se observa nítidamente, la figura del Santo Padre abrazando a la Virgen, en agradecimiento por haberlo salvado del atentado sufrido en 1981.

En la cara posterior, se ve al Sumo Pontífice, escuchando a la Virgen de Fátima.

Al concluir el trabajo, desde el Monasterio le solicitaron a Roberto Mandrini, la separación de los relieves, por lo que la otra mitad que muestra a Juan Pablo II escuchando a la Virgen, reposa en Tandil.  La obra está realizada en roble, de 1,80 X 80 mm.

Este domingo, el escultor hizo entrega de la obra al Padre Pascual, en el Mirador Millennium, ubicado sobre el Cerro de la Paz, bendecido por Juan Pablo II antes de su inicio, creado bajo el lema: “Signo visible de amor y gratitud de la Comunidad de Puan a Nuestro Señor Jesucristo, en los dos mil años de su nacimiento”.

La obra se inauguró, el 24 de octubre de 2010. Lo que parecía una obra imposible de realizar, para ingenieros y arquitectos, Dios lo hizo posible. No solo se concretó, sino que se encontró agua, en un lugar inhóspito. Lo maravilloso es que, al igual que el Santuario de Lourdes en Francia, el agua está bendecida, por lo que muchos turistas y locales, concurren asiduamente al lugar.

Vale recordar, que este relieve, entregado por Mandrini, se suma a otras bellas obras realizadas por el escultor pringlense para al citado Monasterio entre los años 1995/1996, como los relieves de Santa Clara y de San Francisco de Asís, y de la Sagrada Familia, destinada para la Capilla Móvil, del Padre Pascual.

Cabe consignar, que el Templo Mirador Millennium se ha convertido en una de las atracciones de Puan. Cada turista que pasa por allí, se lleva grabado en sus ojos la majestuosidad de esta obra, su inmensidad, la sencillez de sus formas y su sólida referencia cristiana y de meditación.

Nadie puede irse del lugar sin resaltar la belleza del paisaje y sobre todo, apreciar el esfuerzo de quienes estuvieron en la propuesta y concreción de este proyecto, entre ellos el escultor Roberto Mandrini.

(Diario El Orden – Coronel Pringles)

Comentar esta nota