Exposición de arte en el aniversario del distrito

Con motivo del 124º aniversario del distrito, la Dirección de Cultura inauguró ayer una muestra de arte donde participan artistas visuales de las localidades de Bordenave, Villa Iris, Darregueira, Felipe Sola y Puan.
La exposición continuará hasta el día 13 de agosto en las salas temporarias del Espacio Cultural El Mercado.

En la apertura de la muestra la Directora de Cultura, Laura Velasco, se dirigió a los presentes destacando la participación de artistas de todo el distrito. “Tenemos pintores de las localidades de Villa iris, Felipe Sola, Bordenave, Darregueira y de Puan. Hoy tenemos presentes a Silvia Irurrios, Karina Bevaqua, Mónica Malvicini, Delia Lavigne, Mónica Gottfried, Ofelia Moscardi y Mirta García.
Ellas nos explicarán sobre las técnicas utilizadas que van de lo abstracto a lo figurativo. Todos los cuadros tienen una distinta impronta.”
La primera en dar detalles sobre su trabajo artístico fue la Directora del Museo Ignacio Balvidares, Silvia Iturrios, quien presentó la obra “Sinfonía en Ocre.”
“Realmente lo mío es puro coraje si se quiere. En realidad yo soy profesora de dibujo y pintura desde hace muchos años. Mis profesoras fueron Vivi Solsi y María Teresa Barrau. Después de pintar durante muchos años caballos, paisajes de Quinquela Martín y naturaleza muerta, cuando me jubilé yo dije me falta algo. Entonces decidí empezar el taller con Marta Bonjour junto a mi compañera Mónica Gottfried. Fue un poco por hacer terapia,”dijo.
La técnica utilizada por Iturrios se llama “Automatismo” y según explicó, está relacionada con una “filosofía de vida”.
“Es decir que quienes nos negamos a copiar lo que ya está hecho, incursionamos en esto,”relató.
“En el automatismo lo que hacemos es plasmar en la tela nuestro interior. El año pasado a partir de la situación muy crítica de una criatura de un año que luego falleció, yo estaba con mucha angustia. Ese día empecé a pintar manchas y salieron formas de alas. Al cuadro lo titulé “Emprenderás tu vuelo” y de hecho la criatura murió. Por eso creo que cada pincelada es nuestro sentir,” expresó.
Según contó la artista, incursionar en la modalidad abstracta lleva tiempo. “Para llegar a esta técnica primero tuve que pasar primero por la copia. Crear cuesta muchísimo, hay una frase muy interesante de Pablo Picasso que dice que a él le llevó toda una vida volver a pintar como un niño. Uno a veces está muy contaminado o estereotipado, entonces tendemos a copiar. Que salga de nuestro interior la subjetividad cuesta, es difícil,”manifestó.
Luego calificó a la profesora Marta Bonjour, residente en la ciudad de Pigüé, diciendo que “es una profesora de lujo”.
“Ella ha expuesto en varias galerías de Buenos Aires y en países como Italia y Estados Unidos,” recordó.
“El arte es para todos y no a todo el mundo le gusta lo que uno hace. Lo importante es que uno lo haga con placer,”reflexionó.
Por su parte, la pintora Karina Bevacqua y maestra de artes visuales, explicó que la intención en sus obras es “plasmar su interior” a través de distintas técnicas.
“A veces por ahí cuesta ponerse delante de una tela y comprenderla, más en el caso nuestro que trabajamos con manchas. A veces de esas manchas surgen cosas y a veces no. De hecho yo traje dos cuadros que son totalmente diferentes. Uno fue realizado a través de un boceto sobre una temática social que había en su momento. Amo lo que hago y lo que estudié es para siempre,” concluyó.
Mónica Malvicini, otra de las artistas que integran la muestra, relató que comenzó a pintar en el 2004. “Soy profesora de dibujo y pintura desde los 18 años. Me recibí en la Academia Artística del Sur con las profesoras Marta Riega y María Teresa Barrau. Cuando empecé a estudiar dibujo fue para mejorar mi prolijidad, ya que era muy desprolija en la escuela. Hoy en día pinto porque me gusta y se me van las horas volando delante del cuadro.”
“Todavía por ahí copio pero no del todo, porque en mi caso le agrego otro tipo de materiales tales como telas, papel maché y madera para darles volumen y textura. No es solamente un lienzo y el óleo. El día que tenga más tiempo me voy a dedicar de lleno a la pintura porque siempre me gustó,” manifestó.
En tanto, Delia Rauscheubbetger de Lavigne, quien también comenzó a pintar en el 2004, contó que estudió con la profesora Elsa Herrero.
“Mis obras están realizadas al óleo y me gusta pintar miradas. Yo creo que una mirada expresa todo, si hay tristezas, alegrías. Uno de los cuadros que presenté se llama “Desde lo alto” porque sentí que hay algo desde lo alto que me guía y ayuda. El dibujo es una copia pero creo que poco a poco llegará el momento de crear porque cuando cierro los ojos se qué es lo que quiero pintar,”dijo.
Después le siguió el turno a Mónica Gottfried, profesora de dibujo y pintura, reconocida en distintas exposiciones regionales y nacionales. “Estudio con Marta Bonjour y mi técnica es el automatismo. En mis obras expreso mi interior y lo hago a través de las manchas. En un primer momento mis pinturas eran más figurativas y ahora son abstractas.”