El Hogar Melvin Jones festejó el Día del Anciano con la comunidad

La música de Rubén Peña en teclados y Juan Desch en bandoneón, alegró la tarde de los abuelos del Hogar Geriátrico Melvin Jones.
El encuentro que reunió a familiares, amigos e instituciones locales, se realizó ayer partir de las 17.30 horas, con una chocolatada y variedad de masas dulces preparadas especialmente para la ocasión.
Sara Alazard, administrativa del geriátrico, relató a este medio digital que “la actividad se programó en forma conjunta con todas las áreas”.
También destacó la labor de la Trabajadora Social, Licenciada Liliana Kees, quien se ocupó de llevar las invitaciones a todos los familiares y amigos.
“Hemos participado a la Cooperadora y por supuesto a las familias, porque queremos que este día se festeje junto a los seres queridos,” dijo.
Consultada por la cantidad de residentes en el lugar, indicó que cuentan con 34 personas.
“La capacidad es para treinta y cinco abuelos. Ahora estamos esperando un traslado porque había una persona que estaba esperando la aprobación del convenio con PAMI. Esto ya lo hemos logrado a fines de diciembre del año pasado y quizás ahora en julio empiece a funcionar. Desde el Hogar se le ofrece a PAMI diez camas,” explicó.
Las actividades sociales de la institución son diversas y buscan la permanente interacción de los ancianos con la comunidad.
El martes por la mañana, el Museo Ignacio Balvidares, se acercó al lugar con la propuesta “La escuela y la educación de antaño.”
“Junto a la Terapista Ocupacional, Lic. Mariel Iuri, la directora del Museo Ignacio Balvidares, Jorgelina Walter, realizó un taller de memoria utilizando guardapolvos, tinteros, simulcop, libros de lectura y cuadernos, entre otros elementos. Fue una experiencia muy enriquecedora, porque a ellos los movilizó mucho recordar su paso por la escuela,” expresó.
“A la hora de la merienda vinieron alumnos de quinto año del Instituto María Susana, quienes acompañados por la docente de música Laura Juri interpretaron canciones,” agregó.
Acerca de los objetivos de la institución, Alazard contó que “se propone un lugar de puertas abiertas a la comunidad, donde la vida de los abuelos sea lo más agradable posible.”
Por último, agradeció la presencia de los medios de comunicación, al Centro de Jubilados por la confección de gorras y mitones, al Club de Leones, Club Leo, Cooperadora del Hospital y Escuela de Educación Especial Nº 501 por los obsequios dados a los abuelos, y a la Dirección de Cultura por posibilitar el acompañamiento de los músicos Rubén Peña y Juan Desch.

 

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.