Fesimubo exige el reconocimiento de su accionar gremial y la reincorporación de los empleados cesanteados

El gremio, por medio del referente de Saavedra. Néstor Batista prepara un plenario en Puan.
“En caso de que no nos reciba, veremos qué pasa; es decir, se armará un plan de lucha con movilizaciones o incluso la toma de municipio”, señaló el sindicalista.
Más allá del incremento salarial dado por la comuna a los trabajadores, el gremialista insiste en que el intendente Castelli reconozca el accionar del gremio.

PUAN — Si bien aclaró que de ningún modo se ha cortado el diálogo con el intendente municipal de Puan, Facundo Castelli, el representante regional de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Néstor Batista, anticipó que se iniciarán acciones legales para que el jefe comunal reconozca oficialmente a la entidad gremial y reincorpore a trabajadores que fueron cesanteados días atrás.
Asimismo, anunció que en las próximas semanas se llevará a cabo un plenario provincial en el distrito puanense, y no descartó la toma de medidas directas en caso de que el mandatario siga sin recibir a los referentes del gremio.
El viernes pasado Castelli anunció una suba escalonada del 20% para los trabajadores y un fuerte ajuste de los salarios básicos, hecho que –se estimaba– distendería la tensa relación con la Fesimubo.
Sin embargo, Batista aseguró que el intendente tomó esta decisión sin consultar a ningún delegado de la Fesimubo en Puan.
“Pediremos nuevamente una audiencia con el intendente y los representantes de Fesimubo, porque es necesario que se siente a charlar con nosotros, le guste o no la cara que tenemos. En caso de que no nos reciba, veremos qué pasa; es decir, se armará un plan de lucha con movilizaciones o incluso la toma de municipio, dependiendo de lo que se decida en el plenario que viene”, señaló.
El gremialista manifestó su disgusto por el hecho de que, a pesar de los pedidos y los múltiples reclamos, el Ejecutivo no invitó a la federación para participar de la confección de la nueva escala salarial para los trabajadores municipales de Puan.
“Tampoco lo hizo con nuestros compañeros en el distrito. No nos reconoce. Él (por Castelli) ya eligió un gremio (por la Asociación de Trabajadores Municipales) y eso está penado por la ley, porque él debe reconocer y respetar a todas las asociaciones gremiales”, manifestó.
“Tenemos pruebas y declaraciones hechas por él respecto de la elección de un gremio municipal. Y también hemos hecho presentaciones judiciales, porque ‘mandó presos’ a algunos asambleístas y los sancionó”, agregó.
Afirmó que se está formando un expediente en el ministerio de Trabajo de la Nación y otro en el de la Provincia, a fin de sumar elementos para que el municipio no pueda pedir la conciliación obligatoria en caso de que Fesimubo tome medidas de acción directa.
En cuanto al plenario de secretarios gremiales de la provincia que se desarrollará en Puan, Batista aclaró que será “dentro de este mes”. La fecha exacta se confirmará durante un encuentro de la federación que se desarrollará el viernes 15 en Mar del Plata.
“Mi postura es hacerlo lo antes posible, y movilizando mucha gente. Debemos ser solidarios con los compañeros de Puan, porque sabemos que se los sigue amenazando y sancionando por cuestiones vinculadas al gremio”, dijo.

Satisfacción por los ajustes

En cuanto al incremento salarial anunciado días atrás por el intendente Castelli –que supone una suba del 10% para todas las categorías a partir de este mes, otro tanto desde julio y un ajuste superior al 100% de la escala de salarios básicos–, Batista dijo que la medida es acertada, aunque aclaró que se deberán hacer correcciones.
“Me parece bien que sumen al básico las sumas en negro, porque de alguna manera se tenían que iniciar los ajustes. Sin embargo, también observamos que, al cambiar los coeficientes, un barrendero y un jefe de personal tendrán una diferencia de 1.700 pesos entre sus salarios. Por otro lado, no sabemos qué pasará con los jubilados o con el personal del área de salud”, lamentó.
En cuanto al sueldo del intendente, señaló que alcanzará los 60 mil pesos de bruto, más allá de que en su momento Castelli lo haya desmentido mostrando recibos por algo más de 25 mil pesos.
“Cobrará menos debido al descuento de aportes jubilatorios y ganancias, pero esa es la cifra a la que se llega haciendo las cuentas correspondientes. Entonces, se terminó ratificando lo que nosotros decíamos sobre lo que cobraba Castelli”, afirmó.
“Por eso, nosotros vamos a seguir trabajando y mostrando estas verdades a la población. No tenemos otra manera de actuar contra los políticos, que también deben pagar el costo de lo que hacen mal”, concluyó Batista.

(LNP)