«

»

Décimas por el 25 de Mayo y un poco de historia

CABILDOUNAS DÉCIMAS POR EL 25 DE MAYO

Este lunes es feriao’
fiesta patria de Mayo,
en menos que canta un gallo,
Saavedra, Moreno y Paso
los actores de este caso,
vieron la solución
y llamaron revolución
a esos días que la historia
ya apiló en la memoria,
el comienzo e’ la Nación.

Me contaron de la lluvia,
paraguas y escarapelas
de damas teniendo la vela
mientras se deliberaba
queriendo saber qué pasaba.
con señores e’ gran talento,
que en muy español acento,
discutían el futuro
fueron días más bien duros,
lo demás es puro cuento

Al Cabildo hablan que fue,
se nos dijo el pueblo entero,
damas, gauchos y arrieros
gritaron ¿de qué se trata?
pero eso es pura lata,
pal’ pobre ni una opción,
tampoco voz, ni opinión,
la mujer por ser mujer
y el gaucho por no tener
ni patria ni religión.

En la plaza ese día
hubo contadas personas
los dueños e’ las casonas,
Ilustres con gran poder
que podían entender,
y decir por los demás,
el pobrerío detrás,
ocupado en su trabajo,
tan ignorado y abajo,
no pudo opinar jamás.

Y de French y de Berutti,
paisano usté’ qué cuenta,
mi rima se pone atenta,
blancas y celestes cintas
daban patriota pinta,
en ese tiempo de antes.
Pero entre esos habitantes
los dos señores buscaban
pa’ ver si encontraban
algún que otro militante

(Por Fernando Sánchez)

Curiosidades de la época
Recopilación de algunos datos inéditos o peculiares de la semana de mayo que, a veces, no aparecen en todos los libros de historia.

  • Tres de los nueve miembros de la Primera Junta no nacieron dentro de los límites actuales de la Argentina. Cornelio Saavedra nació en Hacienda de la Fombera (Potosí), hoy Bolivia, y Domingo Matheu y Juan Larrea eran españoles, oriundos de Cataluña.
  • El integrante más joven de la Primera Junta era Juan Larrea, quien tenía sólo 23 años en el momento de su formación. El integrante más viejo era Miguel de Azcuénaga, de 55 años. La edad promedio de todos los miembros, en 1810, era de 43 años.
  • En 1795, el inventario de mercaderías de una tienda porteña constató que había allí 27 paraguas de hule, que se vendían a 4 reales cada uno. Por lo tanto, resulta verosímil la tradicional – pero controvertida – imagen que muestra a los vecinos de la ciudad de Buenos Aires protegiéndose con paraguas frente al Cabildo aquel lluvioso viernes 25 de mayo de 1810.
  • El vocal Manuel Belgrano, que tenía 39 años en 1810, era abogado y había ingresado en 1807 en el Regimiento de Patricios con el rango de sargento mayor. Domingo French, de 36, se había desempeñado como cartero antes de iniciar la carrera militar. La Primera Junta le otorgó el grado de coronel.
  • Muchas familias criollas bautizaron a sus hijos con nombres alusivos a la revolución de mayo. Por ejemplo, un padre llamó a su flamante primogénito Primo Patricio Liberato.
  • La construcción del Cabildo, tal como lo conocieron los patriotas en la época de la revolución, se realizó entre los años 1725 y 1764. El edificio sufrió modificaciones en los años 1861,1880, 1889, 1931 y 1940.
  • El periódico de la Revolución de Mayo, llamado la Gazeta de Buenos Aires, fue el antecedente de lo que hoy en día se conoce con el nombre de Boletín Oficial de la República Argentina. Si bien su primera aparición fue semanal, con el correr de los años se transformó en una publicación diaria.
  • No todo el mundo pudo concurrir al Cabildo Abierto. Los únicos autorizados –además de los políticos y militares- eran los vecinos casados, afincados y arraigados en Buenos Aires. En total se reunieron alrededor de 200 personas.
  • La mujer honrada y de buenas costumbres solo tenía tres oportunidades para salir de su casa: el bautismo, el casamiento y su entierro. Fuera de éstas, su influencia estaba atada a los secretos de familia. Su ámbito social eran las tertulias.