«

»

Marcha Evocativa por los Fortines: 30 años de historia y tradición

La Marcha Evocativa a Caballo por la Línea de Fortines de la Comandancia de Puan celebró este sábado su 30º aniversario con la tradicional cabalgata que, año tras año, convoca a jinetes de toda la región.
En esta oportunidad, el evento reunió a jinetes de Erize, Goyena, Puan, Pigüé, Carhué, Bordenave y Felipe Solá que al atardecer llegaron a la Plaza de la Patria para participar del acto protocolar y luego, a la vera de la laguna de Puan, disfrutar del espectáculo musical amenizado por el Centro Municipal de Arte y el grupo folclórico Los de Maza.
“Bienvenidos a esta trigésima marcha evocativa por los fortines de la Zanja de Alsina, en dos columnas y de a caballo hemos recorrido la línea de fortines correspondiente a lo que fuera la comandancia general de Puan. La columna norte partió del Fortín Escudero en cercanía de la localidad de Erize y la columna sur partió del Fortín Sandes, en proximidades de la localidad de Goyena, y esto lo hemos hecho 30 veces desde la primera marcha evocativa que se realizó en noviembre 1986. Una vez por año, en fecha cercana al Día de la Tradición que festejamos el 10 de noviembre, una importante cantidad de jinetes ensillamos nuestros caballos y marchamos a esta Plaza de la Patria. Otras tantas veces hemos ido hasta Goyena y algunas hasta Carhué, localidad hermana de nuestro querido Puan,” recordó Andrea Papaterra, integrante de la Agrupación de Recordación Histórica.
“¿Por qué hemos hecho esto 30 veces? La idea central que dio origen a esta marcha nació en el invierno de 1986 cuando se concluyó un trabajo de relevamiento de los fortines y de la traza de la Zanja de Alsina que funcionó bajo el mando de la comandancia de Puan. Los motivos de la propuesta, rendir un merecido homenaje a todos los participantes de la gesta que se dio por llamar La Conquista del Desierto y a la cual debe su origen nuestro querido Puan como así también varias ciudades hermanas como Carhué, Guaminí y Trenque Lauquen.
El homenaje no tiene ni tuvo en el pasado ni lo tiene actualmente, ningún tipo de intención política ni ideológica, no nos juntamos para discutir si alguno de los bandos en pugna tenía o no razón, lo que tiene es una alta carga emotiva que está llena de sentimientos. Este humilde homenaje es para los protagonistas de aquella gesta: el gaucho, el indio, las fortineras y en un lugar destacado a un participante necesario, silencioso, guapo y heroico, el caballo. Sin la participación de este noble amigo otra habría sido la historia,” sostuvo.
“Qué simple y sencillo es nuestro homenaje, pero vean que hondo ha calado en el corazón de los paisanos y paisanas. Hoy participan los hijos y los nietos de los jinetes que realizaron la primera Marcha por los Fortines en 1986, y nos seguimos emocionando cuando escuchamos la retreta del desierto, usamos la bandera argentina y entonamos las estrofas de nuestro Himno Nacional. Ahora se entiende por qué la hicimos 30 veces y puedo afirmar con absoluta seguridad que continuaremos haciéndola por muchos años más,” manifestó Papaterra.
En tanto, el intendente Facundo Castelli resaltó el trabajo que viene desarrollando la comisión a lo largo de la historia.
“El otro día, en la presentación, su presidente decía que era la primera y una de las pocas marchas a caballo que se hace no solo en la provincia de Buenos Aires sino en toda la República Argentina. Quiero destacar ese sentido de pertenencia que tiene cada uno de los jinetes y que lo viene haciendo desde hace tantos años recordando el motivo de la marcha,” expresó.
“El año pasado decía aquí que los pueblos que no tienen memoria, no tienen futuro, y esta marcha demuestra que todo nuestro distrito tiene memoria y por eso, tiene futuro,” afirmó el mandatario.
Seguidamente, integrantes de las columnas sur y norte, junto a la directora de Cultura, Laura Juri, depositaron una ofrenda floral en el Monumento al Soldado Desconocido. Luego, ambos jinetes, acompañaron al Intendente Municipal en el arrío del pabellón nacional.

“Agitando pañuelos”

La peña de PFBC “Defendiendo lo nuestro” interpretó la zamba Agitando Pañuelos con la particularidad de que uno de sus integrantes, Darío Hanser, a caballo, acompañó a su pareja de baile, Nora Prieto.
De esta manera, la agrupación folclórica, rodeada por una importante cantidad de jinetes, brindó una bella postal al evento y recibió el cálido aplauso del público.