Puanenses por el mundo: Hoy Julián Gallítrico desde Palma de Mallorca

Desde la capital de las Islas Baleares, Julián Gallítrico nos deja su visión sobre su país de adopción y su Argentina natal.
“Estoy en España, y por experiencia es uno de los mejores países de Europa. La calidad de vida que consigues acá, y no me refiero a lo económico, no se encuentra en muchos sitios.
Después de un tiempo ya te acostumbras, pero creo que la seguridad es otro punto muy fuerte a tener en cuenta.
Obviamente, se extraña muchísimo tu tierra, tus cosas…y lo que no cambiaría por nada sería la paz y tranquilidad que me genera mi pueblo cada vez que voy,” describe durante la nota con TLVP.

-¿Qué fue lo que te impulsó a radicarte en España?

Empezó por un viaje a la aventura, hace casi 12 años.
Uno siempre escuchaba historias y experiencias de personas que estaban o habían vuelto de España y poco a poco fue despertando la curiosidad y las ganas de viajar.
Con el tiempo vas creando hábitos y cuando te quieres acordar, estas pagando una hipoteca. Jaja…

– ¿Cómo te sentiste recibido por los españoles?

-La verdad que en mi caso nunca tuve problemas con la adaptación, en los primeros tiempos éramos muchos argentinos y luego poco a poco se te van abriendo puertas y conociendo gente, no solo española, que te recibe y te trata de forma natural.

-¿Qué actividades desarrollás?

-Después de algunos trabajos de temporada, seguí en la línea de lo que trabajaba en Argentina, la Hotelería. Las Islas Baleares son unas de las capitales turísticas de Europa y en estos últimos años han crecido muchísimo.

– Mucho se habla del desarraigo, pero hasta que no lo experimentamos no podemos dar cuenta de su influencia en nosotros. ¿Cómo lo sobrellevás? ¿Hablás seguido con tu familia?

-Muchas costumbres no se pierden, por suerte acá los productos argentinos están a la vuelta de la esquina y mientras escribo esto me bajé un termo de mate (por ejemplo).
Lo duro es cuando dejas a la familia, a los tuyos. Por suerte y de momento, tengo la posibilidad de viajar a visitarlos seguido y hoy en día, con las tecnologías que hay, estas en contacto las 24 horas del día.

– ¿Cómo definirías a los pobladores de tu región? ¿Son muy distintos a los argentinos? ¿Qué imagen tienen ellos de nosotros?

-Como en todo el mundo, hay gente para todo. Si bien Palma ha crecido mucho, la gente es respetuosa, ordenada y como sociedad funciona bien, cosa que en Argentina no se ve en muchos lugares.
Esta última pregunta referente a la imágen que tenemos los argentinos, me recordó una frase que me dijo un amigo español en una cena entre risas, ¿Querés ganar dinero fácil? Tú compra a un argentino por lo que vale y véndelo por lo que él cree que vale. Creo que resume la fama que tenemos.

– ¿Cómo es el tema de la amistad allá? ¿Se le rinde el mismo culto que acá en Argentina?

– Las amistades acá son más de bares, de compartir cafés, cervezas o salir a cenar fuera. Pueden parecer frías y distantes, pero es la manera. Eso sí, nobles como ninguna.
Falta ese pasito más atrevido o la confianza que nos auto concedemos en las amistades.

– ¿Cómo es la mujer en tu país de residencia? ¿Y el hombre?

-Tanto en la mujer como en el hombre no hay gran diferencia…quizás tengan un pensamiento más liberal y no les importe el “qué dirán”.
No nos olvidemos que muchos de nuestros genes vienen de acá.

– ¿Qué cosas elogias de allá, y qué otras extrañas de acá y no cambiarías por nada del mundo?

-Estoy en España, y por experiencia es uno de los mejores países de Europa. La calidad de vida que consigues acá, y no me refiero a lo económico, no se encuentra en muchos sitios.
Después de un tiempo ya te acostumbras, pero creo que la seguridad es otro punto muy fuerte a tener en cuenta.
Obviamente, se extraña muchísimo tu tierra, tus cosas…y lo que no cambiaría por nada sería la paz y tranquilidad que me genera mi pueblo cada vez que voy!

– ¿Cómo ves a nuestro país? ¿Qué sensación te deja? … ¿Y a tu localidad?

-Desde acá las cosas no se ven tan mal, sin entrar en detalles, se percibe más optimismo en la gente.
La sensación que me deja es un poco agridulce… por un lado se ve que mucha gente empuja para la recuperación y por otro todo lo contrario, pareciera que les hace feliz que el gobierno que esté de turno fracase, sin ver las consecuencias que esto genera. La división socio política que hay es brutal y no ayuda en nada en el desarrollo de un país que aun está en construcción.
Puan es un punto y aparte, al contrario que en las grandes ciudades, es una localidad segura que se aprecia el crecimiento

-¿Tenés hijos? ¿Cómo es la educación para ellos en España?

-Sí, tengo un hijo de 2 añitos y recién a finales de este año va a empezar el jardín. La verdad que no puedo evaluar el nivel de educación pero por lo que veo y me cuentan, está muy bien… y lo mejor es que es para todos!!

-¿Cómo es un día en Palma de Mallorca?

-Una cosa es estar de vacaciones y otra vivir y trabajar en Palma de Mallorca. Cuando tienes la rutina del trabajo y la casa es una ciudad de costa, con mucho movimiento y gente que va y viene. Ahora cambia cuando estás libre en el trabajo y puedes disfrutarla, es una ciudad con mucho encanto, mucho verde y ahora que viene el tiempo bueno hasta te das un baño en el mar!
Igualmente, cuando puedo, salgo de la ciudad a pasar el día con amigos.

-Si tuvieras que recomendarnos un lugar para visitar en tu ciudad, ¿cuál elegirías y por qué?

-Para visitarla en invierno, recomiendo el centro de la ciudad, un centro antiguo con callejuelas que van y bien. Es muy interesante y agradable dar un paseo recorriendo esta zona, donde se lucen
Y para el verano, indiscutiblemente las playas. Muchas playas son pequeñas pero si consigues hacerte un hueco para estirar la toalla, disfrutaras mucho del agua calma y cristalina.
No solo es playas y fiestas… hay muchas rutas de senderismos por la montaña, o turismos rurales, mucha gente visita la isla y no pisa la playa.

-¿Qué clima hay allá con el tema del mundial de Fútbol? ¿Se vive con tanta pasión como acá?

-De clima ¡ninguno! porque hoy España es una de las mejores selecciones de Fútbol y están un poco entusiasmados, pero para muchos el mundial empieza en cuartos de final.
Sin ir más lejos, estuve en el nuevo estadio Wanda Metropolitano viendo el 6 a 1 de España- Argentina y que te voy a decir… si por pasión fuese ya tendríamos unas cuantas copas del mundo!

-Algo más que desees agregar…

-Animar a la gente a viajar, sin miedos, especialmente a los jóvenes, donde sea. Siempre hay gente buena dando vueltas por el mundo…
Por otro lado, animarlos a ustedes para que sigan con este proyecto y que sea todo un éxito!
Saludos desde Palma…la capital del Mediterráneo!!!