Un empate aburrido selló la suerte del Fara

Juan Cruz Iturre rodeado por Juan E. Calzetta y Esteban Fino

Independiente y San Martín de Carhué redondearon un reparto de puntos a tono con la necesidad de ambos. PFBC dependía de la victoria del rojo y con este resultado quedó afuera de los Octavos.

¿No pudieron o no quisieron sacarse ventaja? El empate sin goles que protagonizaron ayer Independiente y San Martín de Carhué, en el marco de la zona “C” del torneo Clausura de la LRF de Coronel Suárez dejó más dudas que certezas.
El reparto de puntos les servía a ambos, por eso a nadie sorprendió el 0 a 0 final. El equipo rojo se aseguró la localía para los cruces de octavos de final, mientras que el santo carhuense logró la clasificación como quinto del grupo.
San Martín terminó con la misma cantidad de puntos (11) que Puan F. Club y si bien en los enfrentamientos entre sí no se sacaron ventaja (empataron los dos partidos), el de Carhué prevaleció por mejor diferencia de gol (-1 contra -7 del faraón).
En San José hubo una igualdad insoportable. Fue uno de los partidos más aburridos del año. Casi no hubo situaciones de gol y se hizo interminable.
La mayoría de los jugadores se concentraron en el sector central de la cancha y la pelota pocas veces salió de ese sector. Hubo mucho toqueteo y escasa aceleración en dirección a los arcos.
En el primer tiempo se registraron un par de aproximaciones por bando. La primera fue para el visitante. Una proyección de González con posterior centro cerrado que exigió un cachetazo de Arce para mandar el balón al corner.
La respuesta local fue un par de minutos después con un derechazo de Roth desde el sector izquierdo que Schap resolvió sin problemas.
Un remate de Actis desde afuera, que se desvió en el camino y pasó cerca de un palo, resultó el otro intento del santo, mientras que enfrente Cansinos protagonizó la más clara de todo el partido.
El delantero rojo se fue por izquierda, disparó con violencia y no pudo dar el grito sólo porque el arquero estuvo notable y salvó la caída de su valla.
Si el primer tiempo fue pobre, el segundo se convirtió en un bodrio. Desde el reinicio San Martín saltó a la cancha con tres cambios, dado que Kihn, Actis y Calzetta habrían decidido salir disconformes con la postura del DT de apostar al empate.
El trámite se asemejó a una práctica. Hasta el árbitro San Julián pasó desapercibido, dado que casi nunca debió intervenir y sólo exhibió una tarjeta amarilla cerca del final, la cual Riccomi la buscó ex profeso para ‘limpiar’ de cara a los cruces.
Un zurdazo de Belleggia desde afuera que atajó Arce y un remate de Cansinos que Schap mandó sobre el horizontal se constituyeron en los únicos arrestos ofensivos, muy poco para alterar un empate que pareció sellado desde el comienzo.

Claudio Meier

Resumen

Independiente 0: Gonzalo Arce, Ariel Heyt, Cristian Hernández, Diego Schneider, Juan Cruz Iturre, Mario Riccomi, Martín Holzmann, Enzo Herr, Mauricio Fibiger, Cristian Roth y Pablo Cansinos. DT: Eduardo Frank
Cambios: 59m. Martín Alvarez por Roth; 72m. Matías Fogel por Hernández y 82m. Gonzalo Gayoso por Iturre.
Suplente: Ignacio Kette.
San Martín (C) 0: Luis Schap, Hernán Maldonado, Silvio Kihn, Milton Castro, Sebastián González, Leandro Schiel, Esteban Fino, Juan E. Calzetta, Franco Belleggia, Sebastián Baratcabal y Gustavo Actis. DT: José Robla
Cambios: 45m. Emanuel Medina por Kihn, Pablo Trecco por Calzetta y Sergio Altube por Actis.
Suplentes: Emiliano Ditler y Andrés Tassello.

ÁRBITRO: Gustavo San Julián (7), de Olavarría.
CANCHA: Independiente (San José).
RESERVA: Independiente 1, San Martín –C- 2.

A dos voces

Pablo Cansinos: “Nosotros sabíamos que no podíamos regalar nada, que el empate nos servía. Teníamos que tratar de no perder. Con el empate jugábamos en casa. Esperamos qué era lo que proponía San Martín y tampoco fue mucho porque a ellos les servía el empate. Entonces se dio un partido muy chato, muy malo. Ahora, en el cruce, trataremos que no nos pase lo mismo que con Automoto. Tenemos la ventaja deportiva, pero no pensamos en eso. Sabemos que partido a partido hay que ganar para llegar a la final”.
Sebastián Baratcabal: “Nos servía a los dos el empate y para nosotros ese resultado era bueno. Si podíamos hacer un gol lo íbamos a hacer. Yo tuve varios tiros al arco que se desviaron y los agarró el arquero. La idea era sumar para clasificar. Fue un partido aburridísimo, pero por lo menos nosotros clasificamos. No se nos venían dando los resultados, pero estábamos jugando bastante bien. Espero que levantemos en estos partidos clave, que son a muerte. En los cruces el que se levanta mejor suele ganar”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.