La Federación Agraria no irá a la asamblea de Junín

Foto: Infocampo

“No vamos a Junín ni a futuras asambleas de las mismas características. Respetamos a productores de cualquier rincón del país que se reúnan en asamblea para discutir la situación del sector. Pero queremos aclarar –frente a una iniciativa que circula por estos días, convocando a una reunión en Junín el próximo viernes 3 de junio– que la FAA ratifica que es en las instancias orgánicas de cada entidad y luego, coordinando con la Mesa de Enlace, donde se toman las decisiones de acciones a seguir. Expresamos categóricamente: la FAA no será furgón de cola de actores inorgánicos”.
Así lo indicó un comunicado difundido por el Consejo Directivo Central de la Federación Agraria Argentina, cuyos integrantes se reunieron el pasado 30 y 31 de mayo en la ciudad de Rosario.
La decisión se tomó luego del mal momento que pasaron los dirigentes federados Omar Príncipe y Guillermo Giannassi en la asamblea realizada en Bragado el pasado jueves 19 de mayo, donde, en un ambiente que por momentos se tornó irrespirable, un grupo importante de productores reclamó la falta de compromiso de FAA en la defensa de los intereses del sector (en esa reunión justamente salió la propuesta de realizar una asamblea nacional en Junín el próximo 3 de junio).
Hoy miércoles 1 de junio los titulares de la Comisión de Enlace se reunirán en la sede porteña de CRA para tratar este tema.
Si bien el comunicado de FAA reafirma “la vigencia de la Mesa de Enlace como instrumento del conjunto los productores”, el texto del mismo advierte que “nuestra entidad exige que se incluyan expresamente los intereses de los pequeños y medianos productores. No estamos dispuestos a participar de ningún ámbito donde no se contemple la situación de los actores más postergados del sector agropecuario nacional”.
“Somos un gremio de productores y no un partido político. Nuestro objetivo es conseguir mejoras para nuestros representados. Y en ese marco, vamos a actuar con firmeza como entidad, sin hacer seguidismo ni oposición cerrada a ningún gobierno. Nos oponemos a las políticas que nos afectan y en ocasiones gestionamos políticas y recursos públicos, buscando promover el desarrollo de los pequeños y medianos productores. Detrás de este objetivo, gestionaremos toda vez que sea necesario ante autoridades nacionales, provinciales y municipales”, apunta el comunicado de FAA, cuyos aspectos principales se mencionan textualmente a continuación:
“Ante la ausencia de políticas de Estado que diferencien al productor según su escala, la Federación Agraria es el puente o vehículo en la gestión de recursos públicos para miles de productores, que si no los pone el Estado, nos preguntamos quién lo haría. Frente a cualquier confusión, la Federación Agraria Argentina reafirma que gestión no significa acercamiento a ningún gobierno”.

Bases

“El Consejo Directivo Central de la Federación Agraria reitera las bases programáticas de la organización federada. Uso y tenencia de la tierra: impulsamos instrumentos que promuevan la democratización en el uso y tenencia de la tierra. Ley que frene la extranjerización. Ley que frene los desalojos. Instituto de Colonización. Una nueva ley que ordene los arrendamientos. Comercialización: promovemos instrumentos y políticas de comercialización que eviten las posiciones dominantes e intervenciones distorsivas. Semillas: soberanía sobre los recursos genéticos, derecho al uso propio. Desarrollo Rural: nuestra entidad reclama un conjunto de políticas públicas diferenciadas capaces de desarrollar las economías regionales, apuntar a diversificar la producción, a recuperar la chacra mixta, a promover una agricultura con agricultores, el arraigo de la Juventud rural, la vigencia de los pueblos, el valor agregado, la diferenciación en el tratamiento impositivo, la necesidad de que las retenciones mientras existan sean segmentadas. De este modo, se debe armonizar un modelo de más productores, con más producción y respeto por el medio ambiente”.
“Los ataques de los que es víctima nuestra organización en las últimas semanas expresan nuestra fortaleza como entidad, tanto en lo institucional como en lo ideológico. En 2008, los factores de poder quisieron valerse la presencia de miles de productores en las rutas para imponer un programa liberal. Con su protagonismo en ese conflicto, la FAA consiguió hacer visibles a los chacareros e instaló en el imaginario colectivo la necesidad de una participación del Estado como árbitro y de intervención virtuosa”.
“Advertimos operaciones que buscan desacreditar las verdades que sostenemos históricamente. El concepto del rol y la participación del Estado en la economía, en tanto sea instrumento que equilibre la distribución de ingresos en la Argentina. Es fácil para algunos decir libre mercado y que el Estado no se meta. Pero las consecuencias se volverán siempre en contra de los más vulnerables. Y los beneficios serán siempre para los que tengan más capacidad de acumulación y mayor espalda”.

Críticas a la política oficial

“Ante el malestar generalizado de miles de productores por la imposibilidad de comercializar trigo y maíz, el Consejo Directivo Central de la Federación Agraria resuelve volver a denunciar la vergonzosa política oficial, que no sólo inhibe la posibilidad de comercializar, sino que además traslada millonarias ganancias a grupos concentrados de comercio de granos”.

(Infocampo)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.