El Gobierno implementará créditos internacionales para el campo

BUENOS AIRES – “No hacemos agua. Algunos quieren que hagamos agua, pero no vamos a hacer agua”, advirtió el miércoles la presidenta Cristina Fernández durante un acto en la Casa de Gobierno, aunque no identificó a los buscan el fracaso del gobierno.
La jefa del Estado tomó la frase de uno de los programas de fomento para la actividad rural a través de créditos internacionales.
“No hacemos agua, la encauzamos”, decía el locutor en el video difundido durante el acto para mostrar las obras de riego puestas en práctica por ese plan en distintos localidades del país.
Al iniciar su discurso, Fernández de Kirchner confesó: “Me gustó la consigna, no hacemos agua”.
“No hacemos agua, algunos quieren que hagamos agua, pero no vamos a hacer agua”, comentó de inmediato en la única alusión -aunque indirecta- a una cuestión ajena al acto oficial.
La Presidenta anunció un programa de 600 millones de dólares de préstamos de organismos internacionales destinados a fomentar la actividad rural, al tiempo que dijo que existen 2,3 millones de hectáreas irrigadas.
Se trata del Programa para la Unidad de Cambio Rural (UCRA) con créditos aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, que en la primera etapa un total de 18 proyectos, de los cuales 14 ya están en ejecución.
La Presidenta hizo el anuncio en un acto realizado en la Casa Rosada en el cual estuvieron presentes los ministros de Economía, Amado Boudou, de Agricultura, Julián Domínguez, de Industria, Débora Giorgi, y varios gobernadores provinciales, entre ellos, los de Bunos Aires, Neuquén, Misiones, Salta, San Juan, Entre Ríos,

Chaco, Corrientes y Formosa.

La Unidad para el Cambio Rural tiene por misión la coordinación de los programas y proyectos cofinanciados total o parcialmente con recursos externos provenientes de convenios de préstamo, en la jurisdicción de la cartera de Agricultura.
La iniciativa contempla 230 millones de dólares del BID para el Programa de servicios agrícolas provinciales (Prosap).
La mandataria destacó un préstamo por 100 millones de dólares suministrado por el CAF para el desarrollo de la industria azucarera en las provincias del noroeste destinado a la elaboración de etanol.
“Una inversión muy importante para apuntalar actividad agroindustrial y agregar valor”, aseguró la Jefa de Estado.
Además, subrayó que se invirtieron 1.840 millones de pesos en proyectos de riego, drenaje, caminos rurales, electrificación y gasificación rural, sanidad animal y vegetal y desarrollo tecnológico.
También se refirió a un proyecto en San Juan para la construcción de un canal de riego por 65 millones, como así también a convenios con la provincia de Buenos Aires para infraestructura del río Colorado.
En este sentido, mencionó la importancia que tienen para los productores las inclemencias del tiempo y ratificó que “eso exige por parte del Estado una fuerte articulación con lo privado para no depender del clima y el combustible”.
Según precisó, de acuerdo al censo rural del 2008, había 2.200.000 hectáreas irrigadas, un 63 por ciento más que en el 2002; 653 km de canales impermeabilizados, 217 km de canales de agua para ganado.
La mandataria prometió que el Estado seguirá colaborando en la construcción de canales de riego, y recalcó que “tenemos los acuíferos necesarios para poder hacerlo”.
“Queremos seguir trabajando con todas las provincias argentinas agregando valor”, sentenció.
Durante su discurso, Cristina Fernández aludió a su visita a una muestra de maquinaria agrícola en la localidad santafecina Las Parejas, y aseveró que Argentina no tiene “nada que envidiar a ningún país el mundo en capacidad para producir maquinaria de altísimo valor agregado”.
Pero también aprovechó para enfatizar que es “una muy buena muestra donde participar de ella sale solo 1.000 pesos” lo que posibilita el acceso para las pequeñas y medianas empresas a diferencia de “otras grandes expoagros donde la parcela cuesta 85 mil pesos” lo que es “prohibitivo para cualquier PyME”. (DyN)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.