Fiesta Nacional Cebada CerveceraPUAN

Abel Pintos sobre la FNCC: “Me siento como en casa”

Antes de su show, en rueda de prensa, el cantante se refirió a su primera presentación en la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera.

“Me hace muy feliz porque es un festival muy especial para mí, es como mi casa.  Sobre todo por la historia que tengo con la fiesta. Cuando tenía 11 años, vine a dar un concierto y fue el primero que hice fuera de Bahía Blanca. Marcó un momento muy especial para mí y para toda mi familia.

Mi familia y yo nos quedamos a disfrutar de la fiesta, tuve la oportunidad de ver por primera vez a Mercedes Sosa que es el motivo por el que canto. Así que, esa edición, me marcó mucho. Entonces hizo, hace y seguirá haciendo que cada vez que tenga la oportunidad de regresar, lo sienta de manera particular,” manifestó.

-¿Qué proyecto tenés para este año?

-“Es extraño hablar de proyectos porque pareciera que todo pende de un hilo. Hoy estoy enfocado en esta gira de verano que cuenta con muchos conciertos entre enero y abril. Disfruto cada día y agradezco la posibilidad de hacer cada concierto, deseando por sobre todas las cosas que podamos seguir adelante.

Si podemos continuar con los conciertos, es porque toda esta locura ira amainando un poco, pero bueno, hoy mismo todo se tiñe de lo que estamos viviendo. Es imposible estar ajeno a eso y seguir adelante todos los días como si nada sucediera. Lamento tener que hablar de esto y referirme a un año nuevo de esta forma.

 Tengo muchas ideas cada año y no quiero adelantar nada porque eso significa generar expectativas en los demás pero también alimentarlas en nosotros y luego, cuando las cosas están cambiantes, es duro no poder llevar adelante lo que uno desea. Vamos a seguir trabajando silenciosamente en lo que seamos pero, al mismo tiempo, no deseo compartir nada de lo que tengo en mente. Deseo disfrutar cada día.

¿Cómo te adaptaste a la pandemia?

-No termino de acomodarme a toda esta locura. Siento mucha inseguridad e incertidumbre.

-¿Que te quitó y te dio?

– Es imposible enumerarlo, al final pasa más por lo emocional que otra cosa. Estuvimos algunos años y meses sin dar conciertos, pero ya habíamos estado un tiempo sin trabajar por distintas circunstancias, lo habíamos elegido para descansar o para hacer un disco. Tuvo un costado emocional, esto de ver sufrir a la gente, sean allegados o no. Los más de 100.000 muertos son inolvidables. Lo mucho que sufrió el sistema de salud es inolvidable.

El otro día asistí a un vacunatorio y de repente, había gente que debía esperar dos o tres horas su turno. Y cada vez que la enfermera salía a buscar una persona, el agobio llevaba a que no la trataran bien. Es curioso, porque hace un año atrás salíamos a las 8 o 9 de la noche a dar un aplauso a los médicos y a los policías, y ahora nos enojamos porque debemos esperar dos horas para vacunarnos. Todo esto nos pone en un lugar muy extraño.

Soy un hombre de fe y entiendo que todas las cosas que pasan en la vida tienen una razón y así elijo entenderlo y que esas razones, pueden ser utilizadas como enseñanzas.

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar