Entrevista: Castelli contó cuánto gana

En  la última parte de la entrevista mantenida con este diario digital, el intendente Facundo Castelli se refirió a la rebaja de sueldos en la planta política y a sus ingresos: “Con este porcentaje de reducción que implican unos 50 mil, voy a estar cobrando cerca de 195 mil pesos,” indicó.

Además, habló sobre el ajuste realizado en geriátricos municipales, la falta de transporte público y opinó sobre el uso de las redes sociales señalando la mala información que a veces circulan por ellas.

Durante la entrevista, el intendente Facundo Castelli habló sobre varios temas relacionados a la gestión municipal. En cuanto a la regularización del pago a los Cuarteles de Bomberos del distrito de lo recaudado en concepto de la Tasa de Defensa Civil, adelantó que la situación se irá normalizando a partir del mes próximo.

-¿Cómo fueron las negociaciones con las familias de los abuelos residentes en los geriátricos, cuando  desde el Ente tuvieron que informar sobre los importantes incrementos en los costos de la residencia que llegarán a unos 50 mil pesos mensuales? ¿Comprendieron la situación o pusieron objeciones?

-En general comprendieron, aunque hubo casos de resistencia. Quienes saben que tener a su familiar en una casa particular es más costoso, y puede afrontar las nuevas tarifas para geriátricos, entendió y no va a tener ningún problema. Aquellos que no tienen la posibilidad de abonar el monto, contarán con la posibilidad de ocupar camas de PAMI. En otros casos se los va a subsidiar, y también habrá situaciones en las que el municipio se hará cargo del total, más aún teniendo en cuenta que puede haber abuelos con ningún familiar que los asista.

No va a quedar ningún anciano fuera de los geriátricos. La responsabilidad primaria de la municipalidad es brindar salud para los que menos tienen.

Con las comisiones de los hogares de ancianos teníamos acordado que nosotros nos hacíamos cargo de los sueldos del personal. Ellos, con lo que recaudaban pagaban el mantenimiento, elementos de limpieza y algún salario administrativo. Hoy, esa ecuación se hace insostenible porque, más allá de las 30 camas de PAMI y con lo que recibimos de algunas camas que tenemos en coparticipación, no alcanzamos a cubrir todo. Hoy necesitamos del esfuerzo de todos para mantener este sistema.

-Cuando se sentó con sus funcionarios para informarles de la baja de sueldos… ¿Ese hecho le generó algún tipo de conflicto interno?

-Lo aceptaron y se pusieron a trabajar de buena fe. Les dejé en claro que, si alguno por cuestiones económicas, tenía que renunciar para buscar otras alternativas, yo lo  iba a entender. Todos están poniéndole el hombro a esta situación. Más allá de las medidas, los primeros que debíamos contribuir éramos nosotros y eso nos permitió un ahorro considerable en sueldos.

-¿Usted también se redujo el salario en un 30 por ciento?

-Yo aporto una suma fija, e igual que los concejales, la dono a fondo para Promoción Social y con eso se pagan las becas.

-En Bahía Blanca, el intendente y sus funcionarios hacen públicos sus recibos de sueldo a través de la página web de Gobierno Abierto… ¿Ustedes en un futuro podrían implementar un sistema similar?

-Sí. No tenemos problema en publicar todo. A las Declaraciones Juradas las presentamos todos los años en Personal y las vamos a publicar. Todavía no hemos cerrado el sistema, luego de la renuncia de Franco Mombelli, Silvia Madrid de Darregueira se hizo cargo del área de Modernización. Estábamos trabajando con ellos en ese tema. Una vez superaras las urgencias planteadas por la emergencia, vamos a retomar ese tema.

-Por más que sea un sueldo de 500 mil pesos como el Héctor Gay, podrá gustar o no pero al menos se hace público y el dato no se presta a rumores…

-Cuando alguno me plantea ese tema, pregunto ¿Quién le pone un número a una persona que maneja un municipio, en este caso como Bahía Blanca con 400 mil habitantes? ¿Cuánto tiene que ganar? No sé si es mucho o poco, pero en épocas de crisis se presta para la polémica.

Lo del Gobierno Abierto, Héctor (Gay) ofreció su equipo de trabajo para asesorarnos, tiene muy bien armado esa área.

-¿Usted está lejos o cerca de los 500 mil pesos de Gay?

-Sí, mirá yo con este porcentaje de reducción que implican unos 50 mil pesos, voy a estar cobrando cerca de 195 mil pesos.

Es fácil calcularlo, uno ve la Ordenanza Fiscal e Impositiva y se puede saber cuánto gana cada funcionario.

-Con la no renovación de contratos u otras medidas por la Emergencia… ¿Cuántos empleados del municipio se quedaron sin trabajo?

-Algunos contratos no se renovaron, pero fue por temas operativos, no se trató de una reducción por cuestiones presupuestarias. El achique afectó a la planta política, a las horas extras, en los viáticos, en el tema de ceder ambulancias para los eventos. Esto último se cortó, porque implicaba un costo importante. Es preferible que la ambulancia esté en hospital con nafta y arreglada. Ante una emergencia, las distancias son muy cortas, la ambulancia tarda menos de tres minutos.

-Vemos que en ocasiones se lo nota molesto por las publicaciones de críticas en las redes sociales ¿No le parece que por ahí le dan demasiada importancia?

-Yo me refería a la mala información que dan algunos en las redes. Después, lo que opine cada uno, uno ya está acostumbrado y sabe que, haga lo que haga, seguramente algo van a encontrar. A mí, molesta es que utilicen las redes para mal informar. Cuando dicen: “Ahora no atienden por ninguna obra social”, y hay gente que lee y decide no ir al hospital.

Lo que es opinión sobre la gestión, es parte de estar en esto.

-No debe faltar el que viene y le dice: “Viste lo que escribió fulano de tal en el Facebook?

-Ah, sí, eso pasa (se ríe). Mucha gente encuentra un lugar de protagonismo. Como no lo puede desarrollar en otro ámbito, lo hace escribiendo en las redes sociales para que se lo tome de referencia. Cuando son comentarios sobre mi persona o los funcionarios, duele. Que se metan con el trabajo, bueno, uno puede o no estar de acuerdo, pero cuando se mal informa o se entra en el terreno personal no corresponde.

Más en estos lugares chicos, donde nos vemos en todos lados. Yo no tengo problemas con nadie, saludo a todo el mundo.

-¿Le pasó en alguna oportunidad de vivir un momento incómodo porque alguno de sus hijos le dijo: “papá, me dijeron tal cosa de vos”?

-No, gracias a Dios no. Aunque es cierto que todavía son chicos y todavía no manejan redes sociales, pero, por ahí, leen o escuchan a alguien que opina algo. Son temas delicados, mis funcionarios también tienen hijos.

Cuando las diferencias son políticas es válido, pero acusar sin pruebas, cuando dicen el intendente tiene esto o aquello. La verdad es que no hay nada que ocultar y si alguno tiene  pruebas está la justicia para hacer la denuncia. Mis funcionarios y yo estamos muy tranquilos.

Cuando yo comencé mi primer mandato, no había tanto furor con las redes, hoy es un tema complejo. Sin dejar de reconocer que tiene usos muy positivos y reflejan el pensamiento o la opinión de la gente.

Muchos vecinos me escriben a mi página de Facebook, y  hay cosas que solucionamos o damos respuestas a través del uso de las redes, de manera mucho más rápida. Cada caso se deriva al área correspondiente

-¿Qué información tiene sobre el servicio de transporte que dejó de funcionar el año pasado?

-Hay que lograr la concesión de la ruta, hoy, hasta Pigüé, esto está en poder de la empresa Las Grutas. Ellos nunca lograron la concesión de la ruta que viene a Puan y a Carhué. Hace un mes, estuve en La Plata con el Intendente de Adolfo Alsina, cuando estaba a punto de mantener una reunión en el Ministerio de Transporte y llevó el reclamo.

La empresa, al lograr la concesión, recibe un subsidio y eso la hacía funcionar. Cuando pasa a Las Grutas el trayecto Puan – Pigüé – Carhué, nunca se le otorgó la concesión. Me comuniqué con el dueño de esta empresa y me dijo que si no le daban la concesión perdía muchísima plata, por la cantidad de gente que llevo, lo que cobro y los costos que tengo. Debía muchísima plata en combustible.

Todavía estaba el gobierno de Cambiemos cuando hablé al Ministerio de Transporte y me dijeron que no estaba en sus planes otorgar la concesión. Ahora retomamos el tema y presentamos una nota. Creo que se va a lograr.

-¿Por qué no le dan la concesión?

-Es un tema económico, un recorte. Las Grutas logró la concesión hasta Pigüé, y confiados en que iban a conseguir el otro tramo hasta el partido de Puan y Carhué, empezaron a brindar el servicio, pero cuando se juntaron cuatro o cinco meses, se les hizo imposible.

Es un problema, porque para los estudiantes o los jubilados la diferencia es mucha, el transporte privado es mucho más caro.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.