DeportesEntrevistas

Deportes y pandemia en la mirada del periodista Claudio Meier

El colega de Coronel Suárez analiza en esta entrevista el impacto de la pandemia en el trabajo de la prensa gráfica. Con una trayectoria de 35 años en la profesión, cuenta cómo él y su equipo de trabajo del Diario Nuevo Día, se van adaptando a esta nueva realidad. E imagina que podrían pasar uno o dos años hasta que deportes como el fútbol vuelvan recuperar su regularidad, tras una inactividad que también afectó a clubes y jugadores, tanto desde lo económico como desde lo afectivo.  

“Estos paréntesis te dejan algo descolocado, hasta que de nuevo te ponés a tono”. Claudio Meier, uno de los periodistas más respetados y de más trayectoria de toda la región, con casi 40 años de experiencia, se refirió así al año y medio en el que debió adaptarse a las reglas que impusieron tantas restricciones, incluidos los deportes, sobre todo aquellos de práctica colectiva.

“Desde principios de Mayo pasado, estamos sin demasiada información, luego que el Dr. Ernesto Palenzona, Presidente de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez, determinara que ningún medio de comunicación acceda a cubrir las reuniones del organismo que preside, y nuclea a los clubes de seis distritos de la Provincia de Buenos Aires.

“Quizás se le haya pasado el enojo”, se esperanzó Claudio.

Sobre la vuelta del público a las canchas se barajaron varias expectativas en los últimos meses. Meier coincide en que el tema se convirtió en una verdadera incógnita. Primero se dijo que la decisión quedaría en manos de los municipios, pero luego la medida terminó volviendo a la órbita del APREVIDE, entidad que trabaja en la prevención de la violencia en los espectáculos deportivos.

El APREVIDE terminó por resolver que los partidos se jueguen a puertas cerradas. Medida insólita si las hay, cuando la Provincia, recientemente, autorizó la presencia de hasta 1000 personas en espectáculos, ya sea al aire libre o en lugares cerrados.

“En un momento, se especuló con poner en práctica la presentación del certificado de vacunación o al menos el turno concedido para ingresar a la cancha, tal como ocurrió en un evento de automovilismo realizados días pasados en Suárez”, explicó, al tiempo que recordó las complicaciones económicas ocasionadas a los clubes que ya no pueden apelar al recurso económico de la recaudación por venta de entradas.

-¿Cómo fue la vuelta del fútbol de inferiores? ¿Se vieron afectados los chicos luego del largo parate?

No tanto, ellos se empezaron a mover antes que los planteles superiores. Pero igual sintieron el parate. Se preguntaban ¿Para qué entrenar si no podían jugar? Solo pudieron acceder a algunos amistosos. La competencia para ellos es muy importante.

Ni bien hubo una posibilidad para abrir, aunque sea en burbujas o en trabajo individual, se comenzó a trabajar.

Un caso para mencionar es el de los chicos de Huanguelén, cuando retomaron, en Sexta División, solo juntaban seis jugadores. La institución tuvo que retirar la categoría.

En el caso de la Primera División, entran a tallar otras cuestiones. Los jugadores arrancan con  incertidumbre luego de mucho trabajo físico. Tras más de un año sin jugar, alcanzan apenas a disputar una sola fecha. Algunos no alcanzaron a poner un pie en la cancha aquel domingo de Abril. Solo pudieron participar en unos pocos amistosos, y eso solamente en Primera División.

Los clubes de Suárez promovieron la vacunación entre los jugadores.

-Seguramente, en el caso de los niños y adolescentes habrá habido una mudanza hacia otros deportes

Pasó, en el caso de disciplinas como el karate que tuvieron una continuidad más sostenida.  Cuando por la pandemia se producen estas interrupciones tan prolongadas en la práctica de deportes,  surge la preocupación en los padres y en los dirigentes de los clubes, por hacer algo para impedir que los pibes no anden dando vueltas en la calle.

Cuando hablamos de consecuencias, también se notan en la parte física. La inactividad hizo de las suyas, con calambres en el regreso a la competencia. Pienso que en adelante, veremos un fútbol más lento. Se va a requerir de una readaptación hasta que se vuelva a la continuidad, Ojalá no haya ningún paréntesis más.

-A corto o mediano plazo… ¿Pensás que esta paralización de la Liga, va a traer consecuencias, tanto en lo humano como en lo competitivo?

Me preocupa mucho, nos vamos a tener que hacer a la idea, en los próximos dos o tres años, de convivir con una nueva normalidad. Las instituciones deportivas propusieron que el fútbol se juegue en la época del año climáticamente más agradable. Y que el freno no sea tan prolongado en verano, dándole una continuidad al juego. Hay un proyecto para arrancar inmediatamente en Febrero, y parar en los meses más crudos del invierno. En Suárez hay consenso, pero no sé lo que ocurrirá definitivamente.

Hoy la intención pasa por terminar este torneo que empezó en Abril. Los plazos restarían dando, más allá de los dos domingos sin actividad por las elecciones, uno el 12 de Septiembre y el otro el 14 de Noviembre.

Cuando hablamos de consecuencias, también se notan en la parte física. La inactividad hizo de las suyas, con calambres en el regreso a la competencia. Pienso que en adelante, veremos un fútbol más lento. Se va a requerir de una readaptación hasta que se vuelva a la continuidad. Ojalá no haya ningún paréntesis más.

Los clubes también están pensados como lugares de contención. ¿Cómo funcionaron en ese sentido?

Deportivo Sarmiento tuvo que trabajar mucho porque los planteles experimentaron un bajón anímico muy importante, que incluyó también a técnicos y profesores, fue un gran esfuerzo por mantenerlos dentro del club. Es un desafío muy importante que tienen todos los dirigentes hasta para ellos mismos para no caer en ese desánimo. Fijate que, cuando parecía que habíamos arrancado y no íbamos a frenar más, volvimos para atrás.

Eso repercutió en algunos jugadores que decidieron no jugar este año y recién van a volver el año próximo. Es muy difícil, es un contexto no deseado, Y aun no sabemos las consecuencias que terminará originando.

¿Qué deportes han continuado con una normalidad relativa?

Los colectivos ninguno, hace ya un tiempo empezaron el Hockey, el Vóley, el Básquet que depende de la Liga de Tres Arroyos y mantiene la idea de jugar el oficial después de Septiembre. En el caso del vóley se hace por encuentros, no hay fixture definido.

Después, podemos mencionar al automovilismo, otros deportes reducidos e individuales funcionaron con protocolos. Es el caso del Golf,  el Tenis, el Fut-golf y las Bochas, todos tuvieron un paréntesis.

Los gimnasios volvieron a trabajar con burbujas o al aire libre. Por suerte, pudieron desarrollar su tarea, porque para mucha gente es una fuente de trabajo, y venían muy golpeados desde el año pasado.

-¿La transmisión de partidos vía streaming tuvo buenos resultados?

Se hizo en la primera fecha, tanto acá como en Pigüé. Hubo un convenio entre Deportivo Sarmiento y Blanco y Negro. Eso dio la posibilidad de contar con una fuente de ingresos y que la gente pueda ver el partido en mayor número. En Tornquist hubo un arreglo con el canal y los dos clubes.

Estimo que esta tendencia va a continuar. El primer partido, en Deportivo pagaron 100 hogares un abono de $ 300. Teniendo en cuenta que pueden juntarse varios espectadores en un mismo domicilio, la cantidad de asistentes es interesante.  

Las transmisiones se lograron tras distintos acuerdos. En algunos, cada club recibía un porcentaje y en otros, tal es el caso de Blanco y Negro, prefirió captar la pauta de los auspiciantes. El sistema funcionó.

-Debe haber sido todo un desafío para el diario en general y para la redacción de Deportes en particular, trabajar en tiempos de pandemia, con la actividad notablemente acotada

El año pasado les hicimos entrevistas a los deportistas más destacados que tuvo Coronel Suárez en las últimas décadas, en diferentes disciplinas.  Creo que todos los medios recurrieron a ese tipo de notas y nosotros no fuimos la excepción.

Por suerte, tenemos muchos. Las bochas con Néstor Arce, el ciclismo con Edgardo Simón, en canotaje con Pablo Hoffmann. Éste último integró la Selección Argentina y hoy integrante del cuerpo técnico de la Selección. Lo tuvo de alumno a Agustín Vernice, el chico que compitió en los Juegos Olímpicos.

Buscamos una línea de referentes que hayan participado de seleccionados o que representaron a Argentina. Hay polistas o futbolistas, tal es el caso de Javier Odriozola y  Fabián Fernández  

También incluimos al golfista Julián Etulain, a Estefanía Cascallares que estuvo jugando al hockey en la Liga de Holanda. Otros fueron el basquetbolista Juan Emilio Fernández Chávez y Gonzalo Hahn, que fuera elegido deportista destacado de este año en la disciplina Turf.  Gonzalo ganó más de dos mil carreras y dos de los cinco grandes premios de Argentina: el Carlos Pellegrini y el Dardo Rocha.

Cuando uno está en plena vorágine de actividades, no queda demasiado tiempo para este tipo de notas. Son entrevistas hermosas. No me quiero olvidar de Gonzalo Heumann, arquero que milita en el fútbol chileno. Con él hablamos dos horas cinco minutos, con ese material hacíamos cinco o seis páginas con un mismo protagonista.

A medida que fueron liberándose las restricciones, volvimos al complemento de la actividad cotidiana.

Fue todo un desafío, pero contamos con la colaboración de todos esos deportistas. Quiero agradecerles por llevar el nombre de Coronel Suárez a lo más alto.

Etiquetas

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar