DistritoEntrevistas

FM Signos busca recuperarse y retornar al aire de Villa Iris

La emisora de 20 años de trayectoria en la radiofonía del sur del distrito, sufrió el pasado miércoles el embate de la naturaleza, cuando una fuerte ráfaga de viento derribó su antena de unos 40 metros longitud.

En diálogo con este diario digital, Carlos Succi, director de la radio, dio precisiones sobre el incidente. Aun impactado por lo ocurrido, destacó la respuesta solidaria de los vecinos de la localidad, se mostró optimista al momento de encontrar una pronta solución, al tiempo que repasó la trayectoria de FM Signos que cuenta con una variada propuesta de programación local.   

Desde muy chico, Carlos Succi sintió vocación por la música. Primero fue Dee Jay y luego incursionó en el mundo de la radio, haciendo sus primeras armas como operador técnico en la hoy desaparecida FM Latidos de Villa Iris, propiedad de Mauro Stork.

Más tarde, por su cualidad innata como locutor, condujo varios programas radiales hasta que, en 2001, logró hacer realidad el sueño de la radio propia. Así, un 20 de Mayo, nacía FM “Signos”.

Hoy, la emisora llega, gracias a la tecnología de internet, a una amplia región. Aun así, Carlos asegura que, más allá de eso, es la “radio del pueblo”. Prueba de ello, fue la respuesta solidaria de la comunidad tras conocerse la noticia de la caída de la torre de transmisión.

-Carlos… ¿Qué fue lo que sucedió realmente?

Fue un hecho lamentable y doloroso porque al factor climático uno no lo maneja, pero lo que más me llama la atención es que fue el único daño producido por la tormenta en toda la localidad. Al costado de la antena, muy cerca, hay un eucalipto de unos 14 o 16 metros de altura y el viento no le quebró ni una rama. En la esquina, frente al Hogar de Ancianos, hay un galpón de chapa que tampoco fue afectado. Hablé con una persona que vio cuando bajaba la cola de esta especie de tornado, envolviendo la antena y girándola hasta hacerla caer.

-En los últimos años pasaron algunas tormentas fuertes por la zona, pero no se había dado un fenómeno así, tan localizado

El 24 de Enero de 2015, el tornado que hizo tanto daño en 17 de Agosto, bajó acá en Villa Iris. Fue el mismo día de la Fiesta del Churro y afectó a una parte del arbolado de la localidad.

-Observamos que la estructura de la torre de transmisión quedó retorcida…

Mide 40 metros y en pié quedaron solo 7 u 8 y el último tramo terminó doblada. Aproximadamente, se redujo a unos 20 metros. Fue un desastre pero dentro de todo, gracias a Dios, una desgracia con suerte, porque no afectó a los vecinos. En la casa contigua no hubo daños grandes, afectó un poco al techo. No había gente en las viviendas y yo tampoco estaba en la radio. Cuando vi la proximidad de la tormenta, pedí que desconectaran todo. Estaba tomando unos mates en casa de un amigo y me llamaron para avisarme de la caída de la torre. No se imaginan la desesperación que sentí, salí con el auto en medio de la lluvia y el granizo, cuando llegué encontré la antena destruida, sentí algo muy feo, al verla derrumbada después de 20 años. Y también sentí un alivio al comprobar que a su alrededor no había destruido nada más.

-¿En la zona rural aledaña a Villa Iris tampoco hubo ningún destrozo?

Hasta ahora nadie me informó que haya sufrido algún daño.

-¿Seguramente, la solidaridad de la gente estuvo presente?

Quiero destacar la labor de los Bomberos Voluntarios. Fueron los primeros en llegar a la radio para chequear que no hubiese cables de electricidad cortados. Desde esa noche en adelante se acercó mucha gente que conozco y otra que no. Hubo personas de afuera, a quienes tengo de contacto en Facebook, que se pusieron a disposición para colaborar. El dicho dice: “cosecharás lo que siembras”. Más allá de tratarse de la radio, tal vez tenga mucho que ver –y con esto no quiero que se interprete que tengo el ego demasiado alto—el hecho de ser buena gente. En estos momentos siento que coseché algo bueno con la radio, al obtener tanta respuesta. Estoy muy sorprendido con el apoyo recibido.

-Has podido gestionar alguna ayuda económica.

Estoy viendo posibilidades y hablando con algunas personas. De los 40 metros, se pueden recuperar 18. Se trata de poner la torre en pie y arrancar a transmitir acá en el pueblo. Los comercios van a continuar con la publicidad, porque entienden que no fue un problema mío. Estoy viendo en el comienzo de esta semana, la posibilidad de gestionar alguna ayuda crediticia para repararla. Y si no es así, continuaremos transmitiendo primero para la localidad y después hacia afuera. Hoy en día, en la región, te siguen por internet o a través de las emisoras que levantan nuestra señal.

-¿Este año cumplieron 20 años?

Sí, el 20 de mayo. Más allá de ser el dueño,  FM Signos es la radio del pueblo. Si tengo que decir que la radio me deja una entrada de dinero para vivir tranquilo, mentiría. Esto es un hobby que se paga con los auspicios, los ingresos sirven para cubrir los gastos.

-La radio cuenta con varias horas de programación propia a diferencia de otras que recurren a contenidos enlatados. Esto es un valor agregado

Sí, desde el 2001, de a poquito, se fueron sumando programas, sobre todo a la tarde. Julio Santillán, un amigo de Darregueira, está en la FM 95.3, con un programa interesante todas las mañanas. Yo lo retransmito entre las 9 y las 11 horas, después completo la programación con otras radios. Pero la tarde está completa con programas propios, de lunes a viernes y durante el fin de semana.

La mayoría hacemos radio porque nos hace bien, es un cable a tierra. Y a su vez es hacer lo que a uno le gusta y lo que le gusta a los oyentes. Tener un programa en vivo no igual al enlatado, al que por ahí se comunican con la gente a través de un email. Distinto es estar en vivo, nos damos cuenta por los mensajes de whatsapp, donde nos agradecen la buena onda. Hace años venimos con esa idea y nos apoyaron siempre y mucho. Hoy por hoy también se ve con el acompañamiento que nos dan después de lo que nos pasó. Quiere decir que la radio gustó siempre.

-Brindan variedad de programas para distintos públicos y llegan a una amplia zona a través de internet

Si Lili (Ferreyra) hace un programa de cumbia nueva y también del recuerdo. Después hay un programa que conduzco con música de la década del ochenta, de canciones nacionales e internacionales y otro de románticos. Andrés Gette con su hija Andrea, tienen un espacio muy variado de información, con tango y folklore.

Hay una variedad muy interesante y eso atrapa al oyente.

-¿Alguna vez te propusieron generar en la radio un espacio periodístico  con temas de política?

Nunca acepté, no me gusta y no quiero depender de nadie. Más allá que pueda ser un negocio cobrar entrevistas a políticos, prefiero ceder el espacio a spots ya grabados en años de elecciones a cualquier rama política.

-Contanos como fueron tus comienzos, cuando inicio tu vocación por la radio

Mi vocación empezó por la música. Arranqué de chico, viví los 80´ y esa época fue impresionante. Comencé como dee jay y luego en 1996 nació la posibilidad de hacer radio. Me inicié como operador y después me largué a hablar un poco. Después, cuando se cerró la radio, junto a José Bramajo, le alquilamos los equipos y después los fui comprando. En el 2001 arranqué con la radio propia.

-¿Querés dejar algún mensaje a la gente de Villa Iris y la zona a la que llega la radio?

Agradezco a todas las personas que nos envían sus muestras de afecto y apoyo, a aquellos que nos dijeron “en lo que pueda colaborar contá conmigo”.

La verdad, me llena el alma, me da fuerzas y me impulsa a seguir con esto tan lindo que es hacer radio. Porque es magia, es estar cerca de la gente. Agradezco inmensamente a las personas que se tomaron la molestia de mandarnos mensajes ofreciendo su ayuda. En mi vida fui muy agradecido y en este momento más que nunca, porque me sorprendieron muchísimo. Obviamente, a ustedes también por tomarse la molestia de llamarme y de consultarme para ver cómo había sido todo.

Diario de Puan

Periodismo y Comunicación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar