El Museo participó de las jornadas “Con el foco en la frontera”

Cultura 05/10/2022 . Hora: 18:02 . Lecturas: 0

Fueron organizadas por el Museo Roca – Instituto de Investigaciones Históricas.

El Museo Municipal estuvo participando el pasado sábado 1 de octubre de las jornadas “Con el foco en la frontera”, organizadas por el Museo Roca – Instituto de Investigaciones Históricas.

El MIB fue invitado a exponer acerca del trabajo de Reformulación del guión museológico y museográfico que ha iniciado en el marco de sus Bodas de Oro ( 1973-2023).

Desde el año 2021, un equipo multidisciplinario integrado por los profesionales Álvarez Fabiana, Oliva Camila, Panizza Cecilia, Pincén Eduardo y mi persona, hemos tomado el desafío de repensar el mensaje que el museo desea como hilo conductor de su relato, teniendo en cuenta que desde su inicio, el museo no generó espacios suficientes para que las distintas  identidades culturales que existieron en la frontera del siglo XIX  tuvieran voz y presencia en el museo”, expresó la referente del MIB Téc. Jorgelina Walter.

Los encuentros tienen como objetivo reflexionar sobre una problemática fundamental de la Argentina: la historia de la frontera pampeano-patagónica, un tema que forma parte de la agenda historiográfica contemporánea.

La actividad tuvo lugar en el Museo Roca, ubicado en Buenos Aires. Durante su exposición el equipo del MIB explicó al público los orígenes del museo, su trayectoria y en especial los lineamientos a seguir en este nuevo guión, cuyo mensaje base será “Los usos y ocupaciones del espacio puanense a través de 12 mil años de historia”, teniendo especial atención al tema frontera, entendida ésta no como un límite sino como espacios socialmente construidos con dinámicas propias. Espacios porosos, permeables con  un amplio abanico de manifestaciones: culturales, cosmovisiones; atravesados por hombres y mujeres, bienes, servicios, conflictos e intercambio de información.

Especial interés generó la presencia del Profesor Eduardo Pincén, Lonko de la Comunidad Lof Vicente Catrunau Pincén, quien finalizó la exposición relatando una leyenda.

“El MIB tiene el gran desafío de revisar los paradigmas museológicos, historiográficos y pedagógicos. Una gran oportunidad para abrir el diálogo entre el visitante y el mensaje, visibilizar a los olvidados y generar en cada visita más preguntas que respuestas”.