Los nuevos costos para la escuela privada llegan junto a la novedad de los vouchers

Los montos estarán vigentes desde abril. Los jardines de infantes y primarias podrán cobrar un tope de $ 30.172, mientras que en secundaria será de $ 34.145. En ambos casos, el cálculo es para aquellas instituciones con un 80% de subvención del Estado. Las familias que paguen cuotas por debajo de los $ 54.000 podrán acceder a una subvención del gobierno por medio de los vouchers.

Cultura 28/03/2024 . Hora: 21:08 . Lecturas: 53
Los nuevos costos para la escuela privada llegan junto a la novedad de los vouchers
Los nuevos costos para la escuela privada llegan junto a la novedad de los vouchers

(*) El gobierno de la Provincia de Buenos Aires autorizó, junto al de la CABA, la adecuación arancelaria para los servicios educativos que prestan los colegios de gestión privada que perciben aportes estatales.

Los institutos de enseñanza privada de la Provincia aplicarán un aumento del 4,7%, mientras que en la CABA será del 9% en promedio.

La decisión se conoció luego del pedido formulado por la Asociación de Institutos de Enseñanza Privados Buenos Aires (AIEPBA), en función de los incrementos de los costosos operativos que registraron los centros de enseñanza y para garantizar la prestación de los servicios educativos de calidad.

Los aumentos autorizados para los colegios subsidiados por los gobiernos están por debajo de las previsiones inflacionarias de marzo.

“La diferencia la vamos a absorber desde las instituciones con el objetivo de facilitar a las familias la continuidad dentro del sistema”, declaró el secretario ejecutivo de AIEPBA, Martín Zurita.

El dirigente aclaró además que “en las últimas semanas los administradores de los centros educativos han tenido que afrontar fuertes subas en los gastos fijos y operativos de las entidades. Además de solventar los altos incrementos salariales de los auxiliares y de los docentes a cargo de las áreas no curriculares. No obstante, el sistema de enseñanza privada seguirá haciendo el esfuerzo para mantener en pie los servicios que alcanzan a más del 30% de todo el sistema educativo”, agregó Zurita.

En la Provincia funcionan alrededor de 4.800 colegios privados que reciben subvención del Estado para pagar parte de los sueldos docentes.

Vouchers

Era una noticia muy esperada en el mundo de los colegios privados: tanto para quienes los administran como para las familias que envían a sus hijos y luchan mes a mes para lograr pagar las cuotas que desde diciembre hasta marzo ya tuvieron entre un 40% y un 50% de aumento. Por eso, el anuncio del gobierno nacional, de otorgar una ayuda económica en forma de vouchers educativos que cubrirían la mitad de la cuota para miles de familia, se convirtió en uno de los temas más comentados en los chats de los padres y madres. Sobre todo, ante las dudas de cuáles serán los alcances reales y si las condiciones que se establecen en el decreto, que se publicó hoy en el Boletín Oficial, los beneficios los cubren o los dejan por fuera de la medida.

a buena noticia es que la medida alcanzará a todas las escuelas que tengan más de un 75% de subvención, ya que por ley, las bandas arancelarias no permiten superar los $54.000 en enseñanza programática, que es el ítem que hay que mirar en el recibo, tal como se detalla más adelante.

Desde las agrupaciones que nuclean a las escuelas, confían en que el gobierno nacional considerará las situaciones particulares de estos dos grupos: los jardines maternales y las escuelas sin subvención pero que la solicitan y tienen valores de cuotas bajas, para poder recibir el beneficio, a riesgo, en muchos casos, de tener que cerrar si se sigue profundizando la baja en la matrícula.

¿A quienes va a alcanzar la medida?
“En la Argentina, de acuerdo a la información provista por el Relevamiento Anual 2022, 2.409.006 alumnos que asisten a instituciones educativas de niveles inicial, primario y secundario de gestión privada que reciben aporte estatal”, detalla el decreto publicado hoy. “En el contexto actual, producto de la situación económica heredada, se hace necesario asistir a familias cuyos hijos concurren a instituciones de educación privada que reciben aporte estatal, con la finalidad de garantizar la permanencia de los alumnos en dichas instituciones”, sigue el texto. “Resulta pertinente la creación del Programa de Asistencia ‘Vouchers Educativos’, dedicado a la atención de las situaciones antes descriptas mediante una prestación temporaria a favor de las familias con menores recursos para que puedan afrontar el costo que supone la educación de sus hijos”, se agrega.

Según se explica en la Secretaría de Educación, dependiente del Ministerio de Capital Humano, la medida tendrá un alcance temporario de tres meses. Lo que no se informó es si pasado ese plazo se renovará o si ve volverá a evaluar la ayuda a las familias con otros parámetros.

“A través de este programa, se buscará evitar que los alumnos deban cambiar de institución educativa debido al aumento en el costo de la matrícula o las cuotas mensuales, de manera de no discontinuar o modificar su trayectoria educativa”, dice el decreto y aclara, que el programa consistirá en “una prestación temporaria a favor de las familias cuyos hijos asisten a instituciones educativas públicas de gestión privada de niveles inicial, primario y secundario con aporte estatal”.

¿Cómo mirar el recibo para saber si aplica?
Las dudas sobre qué familias estarán alcanzadas con el programa, surgieron en torno a los montos de las cuotas, ya que se establece que para poder acceder se deben cumplir tres condiciones: que la escuela reciba 75% de subvención estatal o más; que la cuota no supere los $54.396 y que el ingreso del grupo familiar no esté por encima del equivalente a unos siete salarios mínimos vitales y móviles, que serían 1.4 millones de pesos.

El monto de las cuotas que menciona el decreto generó muchas dudas, y muchas familias creyeron que la medida no las alcanzaría. Sin embargo, desde Aiepba se explicó cómo hay que mirar el recibo de la cuota para entender si se está encuadrada por la ayuda.

“Hay varios topes que operan para definir cuál es la población que va a recibir el beneficio. Uno, el nivel máximo de ingreso que se admite para las familias beneficiarias, que es de 1,4 millones de pesos, y el otro es el ser parte de una escuela que tenga un aporte estatal que supere el 75% por ciento, lo cual, fija un tope arancelario. O sea que todos los que estén por encima de eso no están cubiertos”, explica Rodolfo De Vicenzo, director de la Confederación Argentina de Instituciones Educativas Privadas (Caiep)

“Al segmento del 30% de familias que mandan sus hijos a escuela privada y están categorizados como un nivel socioeconómico bajo, por supuesto que los va a alcanzar. Probablemente a más también, a muchas otras familias de clase media, porque el tope de ingresos de 1,4 millones de pesos es más amplio. Pero, dependerá de qué tipo de colegio se eligió para la educación de los hijos”, indica.

Un dato importante, destaca Zurita, es que el monto de los $54.000 de cuota que establece el decreto se refiere a la enseñanza programática. Esto es, el arancel base. ¿Cómo hay que mirar el recibo de la cuota del colegio? “Allí figuran varias categorías: una parte es el arancel de enseñanza programática. Otra es de enseñanza extraprogramática y también figuran otros rubros dependiendo de la institución, como seguros y cuotas de asociaciones de padres, entre otras cuestiones. Entonces, en todas las escuelas que tengan entre el 75% de subvención y el 100%, entrarán, sea la cuota que cobran, porque el arancel base siempre va a ser menor a 54.000 pesos, porque los límites a las cuotas se fijan por las bandas arancelarias.”, explica Zurita.

Desde la Secretaría de Educación se confirmó que todos los colegios privados que tengan más de un 75% de subvención estarán alcanzados por la medida, siempre y cuando los ingresos familiares no superen los montos.

En la provincia de Buenos Aires, según estima Zurita hay unas 1900 establecimientos educativos que reciben el 100% de aporte estatal y 800, el 80%. “O sea, que unas 2700 escuelas bonaerenses quedarían alcanzadas. Todas esas familias que estén dentro de los parámetros van a recibir la ayuda. Sería un universo de 800.000 alumnos. Estamos evaluando el impacto desde la Junta Nacional de Educación Privada para el resto de las provincias porque todas tienen sistemas arancelarios diferentes. Por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires hay 267 escuelas cuyas familias estarían en condiciones de recibir este beneficio”, agrega Zurita.

(*) Fuentes: Área de Prensa Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA) y diario La Nación 

Comentar esta nota